Una polémica con tintes machistas tuvieron el delantero de la selección chilena Eduardo Vargas y la modelo Daniella Chávez por la llegada de “turboman” a los Tigres de Monterrey, en México.

La polémica comenzó cuando la autodenominada “madrina” de O’Higgins de Rancagua dijo que el formado en Cobreloa no rinde en los clubes tal como lo hace en La Roja. Ahí comenzó la pelotera porque según publicó en su cuenta de Twitter, Vargas le respondió a la modelo por mensajes internos de instagram amenazándola de revelar todo lo que “el mundo del fútbol” sabe de ella.

Por esa razón, la modelo tildó de “machista” al exgoleador de la U de Chile y se defendió diciendo que “sólo di una simple opinión de futbol, no dije nada de Vargas como persona. No lo conozco personalmente ni tampoco lo quiero conocer”.