Este jueves fue el turno de Olivia Newton-John en la Quinta Vergara, quien deslumbró a la fanaticada con su presentación, llevándose gaviotas de plata y oro.

Si bien la mujer vino con una intérprete como parte de su equipo, la protagonista de Grease tuvo que conversar en inglés con los animadores.

Ahí fue cuando Carola de Moras demostró su buena preparación al conversar fluidamente con la artista, situación que no se repitió con Rafael Araneda.

El “Wachunei” del animador del Festival fue evidente y en redes sociales lo webearon por su pronunciación al estilo Lucho Jara.