Aunque alegría mundial por el desempeño de la selección chilena en la Copa Confederaciones Rusia 2017 tiene a todo el mundo pendiente de la definición de este domingo ante Alemania, todavía sigue penando en boca de futboleros el penal no cobrado al Gato Silva en el minuto 112 del partido contra Portugal el miércoles pasado.

Ante la indignación de comentaristas latinoamericanos, por ejemplo, la FIFA tuvo que salir a intentar explicar por qué el famoso y polémico VAR (Video Assitant Referee) no hizo nada ni alertó al árbitro iraní Alireza Faghani del penalazo que se estaba comiendo y que pudo cambiar la historia completa de la definición, según publica Emol.

Por eso hoy el jefe de árbitros de la FIFA, Massimo Bussaca, respondió por el hecho. “El contacto se ve desde otros ángulos y con diferentes cámaras. En pleno juego era casi como un contacto normal, la poca reacción de los jugadores de Chile de no protestar incrementaron la impresión en cancha de que no había lugar a la duda. Luego de esperado el VAR se le informó que para ellos era una acción dudosa y continuó el partido”, dijo el directivo, casi que echándole la culpa a los chilenos por no reclamar demasiado.

Sin embargo, Bussaza igual reconoció que pudo hacerse algo mejor en esa situación. “Se pudo haber resuelto mejor el episodio del posible penal para Chile, pero es normal: el VAR está en una fase experimental y el mecanismo necesita aceitarse para que los árbitros le saquen más potencial”, dijo.

Con todo, el directivo FIFA sigue defendiendo el sistema porque según él “hay algunos puntos donde el uso de la tecnología ya contribuyó de manera decisiva y me refiero al fuera de juego o a la reconocimiento de la identidad equivocada y hasta las acciones violentas”.

El emputecido comentario en ESPN contra el VAR que le caerá como pelotazo en las bolas a la FIFA: “Es una vergüenza” – The Clinic Online

Los comentaristas del programa Fútbol Picante, de la transmisión de ESPN2, le dedicaron los primeros 25 minutos posteriores a la semifinal entre Chile y Portugal para denunciar la corrupción de la FIFA y hacer añicos al polémico sistema del VAR por no haber cobrado el penal al Gato Silva en el minuto 112.