Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

5 de Julio de 2017

Mario Waissbluth apela a la presunción de inocencia en denuncia contra Tea Time: “Recordemos el caso Hijitus y el de Mackenna”

"La presunción de inocencia y el debido proceso son garantías para las personas ante un Estado que tiene el monopolio del uso de la fuerza y que no debe vulnerar arbitrariamente los derechos de las personas". Precisó en este asunto que "no soy castaldista ni anticastaldista, es mas, hasta hoy no sabía ni que existía. Pero los enjuiciamientos populares, sean por la causa feminista o cualquiera otra, nos deslizan por una peligrosa pendiente".

Por

El fundador de Educación 2020, Mario Waissbluth, pidió calma y no crucificar a Camilo Castaldi (Tea Time) por la bullada denuncia por violencia que realizó en su contra su ex polola, Valentina Henríquez este lunes.

A través de su cuenta oficial de Facebook, Waissbluth apeló a la presunción de inocencia en este caso y lanzó la siguiente pregunta para advertir sobre el posible daño que le causarían al cantante en caso de que estos hechos denunciados fueran falsos: “Si de todo esto resultara que Castaldi era inocente, me imagino la procesión de feisbukeros metiendo la cabeza en el WC”.

Al respecto, añadió que “la presunción de inocencia y el debido proceso son garantías para las personas ante un Estado que tiene el monopolio del uso de la fuerza y que no debe vulnerar arbitrariamente los derechos de las personas”.

Precisó en este asunto que “no soy castaldista ni anticastaldista, es mas, hasta hoy no sabía ni que existía. Pero los enjuiciamientos populares, sean por la causa feminista o cualquiera otra, nos deslizan por una peligrosa pendiente”.

En otros pasajes, el profesor universitario sostuvo que “sin ir más lejos, hace pocos días Beatriz Sanchez fue total y absolutamente crucificada en las redes sociales por hacer un comentario sobre Allende, que por lo demás fue sacado fuera de contexto”.

“Recordemos el caso Hijitus y el de Mackenna, este último salvado del linchamiento público por un providencial video. En el caso Castaldi, quien por lo visto es jalero como muchos, si la PDI o el Ministerio Público lo imputa, seré el primero en denunciar su violencia machista. Pero antes, sugiero que le bajen a la radio”.

Notas relacionadas