Las confesiones de Carlos Pinto: Sus terroríficas pesadillas y el reggaetón

“Mis pesadillas tienen que ver con que voy a abrir una puerta y me voy a encontrar con elementos que hacemos en mis programas. Utilizamos muchos códigos de las películas de terror para asustar a la gente, pero que a mí también me asustan”, dice.

El periodista y creador de programas de trhiller en la TV, Carlos Pinto, cuenta aspectos desconocidos de su vida en el llamado Manifiesto de La Tercera, que es como una suerte de confesionario.

En primer lugar, asegura que no es aquel tipo serio y que vive en un lugar oscuro que imagina la gente. “La realidad es que soy un tipo bien alegre, con mucho sentido del humor. Incluso he pensado en animar otro tipo de programas. Paso todo el día tirando la talla, tengo alma de niño”.

Pinto también confiesa que le teme, como cualquier teleespectador de sus programas, a lo desconocido. “Mis pesadillas tienen que ver con que voy a abrir una puerta y me voy a encontrar con elementos que hacemos en mis programas. Utilizamos muchos códigos de las películas de terror para asustar a la gente, pero que a mí también me asustan”, dice.

Junto con admitir que los puristas del periodismo lo han cuestionado por su estilo, habla también de su lado más chascón, como esos reggaetones que dice no tener problemas en bailar cuando sale con su esposa, o de las parejas de fin de semana que tenía en su juventud.

 

“Tuve muchas parejas, era bien irresponsable. Me gustaba divertirme el fin de semana. Las fiestas durante el viernes y el domingo eran ineludibles”, revela.

The Clinic Newsletter
Comentarios