Mayne-Nicholls: “Siento que hubo abuso de poder, que se les fue la mano conmigo”

Harold Mayne-Nicholls, presidente de la Comisión de Evaluación de la FIFA para las candidaturas a los Mundiales 2018 y 2022, espera contactarse con ésta "para resarcir el daño" que le ha causado la sanción que le impuso, "injusta y excesiva", en su opinión. Nicholls, que presidió la Federación Chilena de Fútbol entre 2007 y 2011, recordó en una entrevista telefónica con EFE que ha cumplido más tiempo de sanción del que le impusieron, ya que cuando el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) lo rebajó a dos años llevaba ya dos años y diez días de castigo y denunció que en su caso "se les fue la mano" y "había una maldad superior". La Comisión de Ética de la FIFA sancionó a Mayne-Nicholls con siete años de inhabilitación el 6 de julio de 2015 por incumplir su Código Ético en lo referido a los principios de lealtad, conflicto de intereses y aceptación de regalos y otros beneficios cuando presidía aquella comisión. El 22 de abril de 2016 la Comisión de Apelación de la propia FIFA rebajó el castigo a tres años y hace catorce días el TAS lo dejó en dos años. - Pregunta (P): ¿Satisfecho con la resolución del TAS? - Respuesta (R): Me habría gustado que dijeran que la gravedad de la falta no era para esa sanción, pero es un tribunal arbitral que ha considerado que este señor ya ha cumplido dos años y ya es suficiente. Me deja tranquilo que digan que nunca hubo un beneficio personal, porque la FIFA nunca lo dejó claro. Lo importante para mi es que cometí una torpeza y a raíz de eso pagué. - P: Pero ha pasado sancionado más tiempo del que debía... - R: Sí, de manera inevitable debo ser de los castigados que pagó más que su castigo, dos años y diez días... Ahora el daño grande. La FIFA ha dicho cosas que no se correspondieron y quiero ver cómo se puede resarcir, no se cómo lo voy a hacer. Es duro que te digan cosas que no ocurrieron. - P: ¿Ha tenido algún contacto con la FIFA tras el fallo del TAS? - R: No. He intentado contactar. Escribí una carta a personas que conozco que siguen allí y me dijeron que lo iban a revisar, pero no he recibido ningún mensaje. Después de esperar tanto tiempo a que esto se resolviera tengo tiempo y paciencia, solo que como estos días estoy en Europa les planteé que ahora podría ser más fácil para mí acudir allí. - P: ¿Cómo se ha sentido todo este tiempo? - R: Creo que ha habido un maltrato innecesario desde mi punto de vista, que la gente de la Comisión de Ética exageró, cuando fui a declarar a la FIFA estuve recluido en una sala sin poder caminar por el bosque que hay alrededor de la sede de la FIFA... - P: Ahora ya no están en FIFA aquellos responsables de la Comisión de Ética que le sancionó, Hans-Joachim Eckert y Cornel Borbely... - R: No me produce placer que no estén. Me gustaría que estuvieran y me habría gustado verlos investigados a ellos. Siento que hubo abuso de poder, que se les fue la mano conmigo y fueron más allá. Boberly me dijo que no cooperaba porque no viajaba de Chile a Suiza, algo que no se puede hacer en un momento, y me pidió toda la correspondencia de mi abogado sobre este caso y Eckert me exigió que no hablara con la prensa... Aquí había una maldad superior - P: ¿Ha sacado alguna conclusión del "Informe García"? - R: Es raro que en unos días se pase de no poder publicarse a publicarse... pero me habría gustado que fuese más profundo, igual que me castiga a mí debía haber citado al director ejecutivo de la Academia Aspire, que es por lo que se me sancionó. - P: ¿Qué piensa hacer ahora? ¿Va a seguir vinculado al fútbol? - R: Ahora se ha terminado la pesadilla, pero el daño está hecho y es un daño innecesario. Ahora quiero que me dejen tranquilo, tengo ganas de retomar el tema, el fútbol, no tengo porqué automarginarme por una sanción injusta y excesiva. Hay que empezar a trabajar. Con total certeza voy a volver a mi club, Antonfagasta, y ya he hecho cosas para empezar a reinsertarme.
Comentarios