“Personalmente, no veo por qué haya que ponerle urgencia. Es un tema que requiere una discusión delicada con respeto a los pensamientos de distintos sectores”.

Así se manifestaba esta mañana en Cooperativa el senador y presidente de la Cámara Alta, Andrés Zaldívar, antes de que la Jefa de Estado, Michelle Bachelet, firmara el proyecto de matrimonio igualitario, texto que ahora parte a su trámite en el Congreso.

“Es un tema que es complejo en su discusión, tanto como el aborto, requiere un tratamiento delicado porque hay que respetar las posiciones que van a haber, posiciones absolutamente contradictorias”, adelanta Zaldívar, quien dice que “el proyecto podría despacharse en el actual parlamento, pero no antes de las elecciones”.

El texto que sale de Palacio a las 10:30 horas, contempla la adopción homoparental, asunto por el que se espera un arduo debate en ambas Cámaras.

“Como gobierno hemos acogido la demanda de las organizaciones de la diversidad sexual en esto. Entendemos que el tema filiativo es un tema importante, y por lo tanto el proyecto de ley se hace cargo de las derivaciones del matrimonio”, dijo por su parte, la vocera de Gobierno, Paula Narváez.