El hecho es así. Entrenaba la selección peruana y el periodista del diario deportivo Líbero, Jimmy Pulido, no halló mejor cosa que, mientras transmitía en streaming, enfocar el trasero de su colega Andrea Closa del Depor.

“Jimmy Pulido, periodista del diario Líbero, hizo una transmisión en vivo de 15 minutos. Muchas veces me muestra de espaldas. Los comentarios son terribles y él se ríe. Le piden que me vuelva a poner en el encuadre y lo hace. Le piden que haga zoom y les hace caso”, relata la propia afectada en su cuenta de Facebook.

Dice que habló con él y “me dijo que no fue su intención, que no se dio cuenta, que se reía de chistes que colegas hacían y que no podía grabar de otro lado porque no llegaba el wifi. Hay momentos en los que no salgo yo, por lo que es obvio que sí podía evitar exponerme”.

El hecho generó que el medio emitiera un declaración en la que dice lamentar y  condenar  “la difusión de imágenes inapropiadas que uno de nuestros periodistas realizó”.

“El periodista venía realizando un streaming vía Facebook como parte de su labor. Sin embargo, durante un tiempo, su toma se enfocó de manera inaceptable en una periodista del diario Depor, quien se encontraba en el lugar. Por esta actitud, se ha decidido resolver (terminar) el vínculo laboral con el periodista”, explica el Líbero.