El balotaje presidencial está a la vuelta de la esquina, restan sólo 13 días, y en ese contexto el candidato de la derecha, Sebastián Piñera, acaba de acusar en una conversación radial que en la primera vuelta se entregaron votos que venían previamente marcados.

“A mí no me gusta poner en duda nuestro sistema electoral, porque eso es parte del patrimonio del país, porque sería primera vez que eso ocurriría en democracia. Lo que sí ocurre en todas las elecciones es que algunos se pasan de vivos. Usted vio que muchos votos en la mesa estaban marcados previamente, o lo vimos todos el día de la elección, y estaban marcados por Guillier y por Sánchez, no por nosotros”, dijo en diálogo con el programa #SiYoFueraPresidente, que transmite de manera conjunta las radios ADN, Concierto, Rock&Pop y Futuro,

“Lo que yo vi el día de la elección y lo mostraron todos los canales de televisión y todas las radios, es que a mucha gente le pasaban un voto que ya estaba marcado en favor de Guillier o de Beatriz Sánchez”, insistió el exmandatario.

Consultado entonces si es que el hecho tenía que ver con una falla del Servel, respondió que no, que “alguien se avivó en la mesa”.

Piñera evitó responder si tenían identificados los locales y las mesas donde acusa se produjo el fraude, y se limitó a decir que “vamos a fortalecer el número de apoderados”.