El ADN de la “niña del amanecer” revela una nueva población de nativos americanos

En Alaska son descubiertos los restos de una niña con al menos 11.500 años de antigüedad pertenecientes a una población completa desconocida para la historia.

Sunrise girl-child (La niña del amanecer) vivió hace unos 11.500 años en lo que ahora conocemos como Alaska. Sobrevivió por escasas seis semanas, pero su hallazgo le ha contado a los científicos más de lo que sabíamos sobre los primeros nativos americanos.

 Su antiguo ADN revela no solo los orígenes de la sociedad nativa americana, sino que desvela al mundo entero una población olvidada por la historia hace milenios.

Se cree que los primeros colonos estadounidenses cruzaron Alaska desde Siberia a través del puente de tierra de Beringia, un puente terrestre que quedó sumergido al final de la última glaciación. Lo que no se sabe es quiénes eran estas personas, cuántos grupos hicieron el viaje y cómo se instalaron en el nuevo continente.

Los expertos exponen que el análisis genético del ADN de la niña muestra que pertenecía a un pueblo olvidado (Antiguos Beringianos), desconocido hasta ahora por la ciencia. Hasta ahora, solo había dos ramas reconocidas de los primeros nativos americanos (conocidos como Norte y Sur). Pero, al secuenciar el genoma de la niña del amanecer, el perfil genético completo de un ser humano del Nuevo Mundo no coincidió con el suyo.

A la luz de este nuevo descubrimiento, está claro que los primeros colonos de América tenían un linaje más diverso de lo que pensábamos.

The Clinic Newsletter
Comentarios