De todas las reacciones por los dichos de Marcelos Ríos contra la prensa chilena, ésta debe ser una de las más virulentas. La escribe el exsenador Nelson Avila y dice así:

“Lo único que faltaba: al “primate”, único mico que ha conseguido convertirse en número uno del tenis, (por una semana), le preparan homenaje por “favores concedidos”. Fue con motivo de un apoyo político que le redactaron. Lo dijo de corrido y sin “chuchás”. ¡Todo un logro!”.

Días atrás, el mismo Avila, luego de que se filtraran los audios de Ríos a Hans Podlipnik había dicho: “”No te entrenís ni una weá, dedícate al webeo si te vay a casar y vay a cagar después”. El multifacético intelectual, dejando atrás su arista de cientista político, incursiona en la sociología del deporte e ilustra sobre las relaciones de pareja”.