Agustin Doblado Delgado se levantó y fue a jugarse 0,50 euros en las apuestas futbolísticas.

Estamos hablando de unos 300 pesos chilenos.

Tenía que adivinar 14 resultados para ganar su apuesta. Una serie difícil hasta para los más expertos.

Con mucha habilidad y sobretodo suerte, antes de que se jugara la última fecha Agustín había adivinado todos los resultados. Le quedaba un partido, el de su amadísimo Betis de Sevilla.

Antes del comienzo del partido la empresa de apuestas le ofrece hacer “cash out” o sea llevarse la mitad de la posible ganancia para no arriesgar perderlo todo. Pero rechaza.

El partido final era Betis contra Leganés. Su equipo está ganando 2-0 pero una serie de eventos le permite al Leganés empatar. Quizás lo que habrá sufrido. Al minuto ’83 el Betis mete el 3-2 gracias Ruben Castro y Agustín gana 9773,11 euros. 6 millones de pesos apostando 300.