El fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, solicitó una audiencia para formalizar a Sebastián Dávalos Bachelet por la arista estafa del llamado caso Caval.

La indagatoria, como se recuerda, tiene que ver con la querella que presentó el empresario Gonzalo Vial Concha, quien acusó fraude por unos 1.000 millones de pesos a Caval.

Vial Concha pagó en 2012 la mencionada cifra por ocho informes sobre temas mineros. Según apunta en la denuncia, dichos documentos habrían sido plagiados de la Dirección de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco.

Tanto Dávalos como su mujer, Natalia Compagnon, declararon por el caso en enero de este año.

Dávalos Bachelet, ex director sociocultural de La Moneda, fue absuelto semanas atrás de la causa madre de Caval.

Mauricio Valero, exsocio de Compagnon en Caval, fue quien involucró a Dávalos en la arista estafa. “Debo aclarar que las mismas no corresponden a la asesoría que en ella se expresa, esto por Natalia Compagnon decidió que su marido emitiera boletas con dicha glosa por los trabajos que efectuaba para Gonzalo Vial ya que él aún se desempeñaba en un cargo de gobierno; y, según ella, consideraba que una asesoría comunicacional no implicaba una transgresión administrativa; todo lo cual no me consta porque no tengo conocimiento en materia administrativa, pues yo nunca he trabajado para el Estado u organismos públicos”, dijo a la Fiscalía en noviembre.