“Me voy con la misma lealtad al Presidente, las mismas convicciones personales con las cuales entré al ministerio”.

Con estas palabras se despedía Alejandra Pérez del ministerio de las Culturas y el Patrimonio, cartera que lideró por casi 5 meses.

Ayer en su salida oficial del gobierno de Piñera, Pérez reconoció que “yo creo que siempre uno lo podría hacer mejor, podría haber hecho otras cosas; pero uno hace lo que puede”.

Junto con reconocer ciertas resistencias, admitió que a veces “me sentía un poco obstruida, pero en el fondo los partidos hacen gobierno, hacen su papel”.

Vale decir que su pega en dicho ministerio no estuvo exenta de polémicas. Pérez recibió ciertas críticas por su falta de experiencia y su poco conocimiento en dichas áreas.

También sufrió la salida de cuatro jefes de gabinete y pidió la renuncia de otros cuatro directores de servicio.

En medio de su labor recibió la arremetida sin filtro del senador RN, Francisco Chahuán, quien sostuvo en una reunión de partido que había que sacarla “a patadas”.