Sigue la oleada de críticas al cardenal Ezzati por ejercer el derecho de guardar silencio, tras ser citado a declarar en la Fiscalía de O’Higgins como imputado por encubrimiento de presuntos abusos.

Ahora fue una de las víctimas de Karadima, José Andrés Murillo, quien lanzó duras críticas al mandamás de la iglesia nacional.

“Como buen criminal, Ezzati en lugar de cooperar con la justicia, se acogió a su derecho a guardar silencio. Un derecho, sí, pero de encubrimiento” sostuvo Murillo.

Ayer en la noche Murillo ya había escrito que “Ezzati está evitando ir a declarar ante el fiscal por encubrimiento. No leyó esa parte de ‘La verdad los hará libres'”.