Patricio Manns fue entrevistado en La Segunda a propósito de que suena como uno de los candidatos a ser Premio Nacional de Música, que se entrega a fin de mes.

“Si no me lo gano, no pasa nada, pero yo ta tengo una definición de las cosas. Mi último antagonista era Vicente (Bianchi) y ya se lo dieron, así que ahora soy el más antiguo y con más producción, no tengo competidores” asegura.

Cuando en el vespertino le preguntan por Isabel Parra, contesta “pero tiene una canción, y una que escribió la Violeta. Eso es media canción. Yo tengo 500. Ella es intérprete no más, yo la veo vegetar”.

Luego le consultan a Manns por su relación con Parra y él contesta que “No nos hablamos. Ella en los 70 en un festival de Lima corrió la voz de que la canción que la que competía había sido publicada en Chile, que no era inédita. Después en Buenos Aires, llamó a la periodista que me iba a entrevistar para que no lo hiciera. Del Ángel fui muy amigo”.

Más adelante se lanza nuevamente con críticas a la familia Parra: “Todo el mundo dice que la Violeta es madre de la Nueva Canción, pero cuando llegó ella Chile yo tenía cinco discos. La Fueron a buscar y la trajeron a la Peña de los Parra. La esperamos con un asado y trago. Se Sentó en el suelo, me quedó mirando, yo canté “En Lota la noche es brava”. Y dijo “Este hueón canta boleros”. Y lo que estaba cantando era más bien jazz que bolero. La nueva canción era el Víctor Jara, Ángel. A Víctor le cortaron la vida antes, pudo dar mucho más. Pero los muertos tienen más vigencia que nosotros”.

Finalmente, Manns señala que “si me gano el Premio Nacional voy a bailar una cuenca aquí, frente al mar, en pelota”.