Las primeras informaciones indicaban de una explosión, pero desde la Refinería señalaron que el exceso de humo fue provocado por problemas eléctricos en la zona central del país, que generaron la paralización temporal de la planta.