Este viernes se lleva a cabo el juicio de formalización en el Juzgado de Collipulli de los carabineros involucrados en la muerte del comunero Camilo Catrillanca, donde la Fiscalía pidió prisión preventiva por considerar que son un peligro para la sociedad y para la investigación.

Así lo refiere la cuenta de Twitter de la Fiscalía de la Araucanía que al señalar que pidieron prisión preventiva para los excarabineros, declaran que “Su libertad es un peligro para la investigación y para la seguridad de la sociedad”.

El fiscal Roberto Garrido señaló luego de pedir la prisión preventiva que “El disparo fue directo”.

Hay que recordar que la PDI detuvo a cuatro ahora excarabineros tras una orden oral del Juzgado, por los cargos de “homicidio, obstrucción a la investigación y destrucción de evidencias”.

El control de detención y formalización comenzó después de las 9:30 de la mañana a cargo de la jueza Sandra Nahuelcura. El tribunal declaró que la detención de los cuatro ahora expolicías fue ajustada a derecho.

En su relato, el fiscal regional Cristian Paredes señaló que “además del armamento de servicio, para el registro de sus acciones, la patrulla contaba con una cámara Go Pro, instalada en el casco táctico utilizado por el imputado Raúl Ávila”.

Al mismo tiempo se formalizó a los excarabineros Carlos Alarcón y Raúl Ávila por homicidio, sobre lo cual el fiscal señaló que fue “sin que mediara ninguna circunstancia acción que lo justificara los imputados usaron sus fusiles M4 dotados con munición 5.56 mm, para disparar en varias oportunidades, por la espalda, en contra del tractor y sus ocupantes”.

El persecutor Cristián Paredes detalló que “de los diversos disparos realizados por los imputados Ávila Morales y Alarcón Molina, aquel que causó la muerte de Camilo Catrillanca fue realizado por Carlos Alarcón Molina”.

En la misma línea se precisó que el delito de obstrucción a la investigación es por faltar a la verdad en sus declaraciones ya que en voz de Paredes “no existieron disparos hacia el personal policial que hayan precedido el uso de sus armas de servicio”.

Sobre el mismo tema el fiscal añadió que “el imputado Raúl Ávila mantenía como parte de su equipamiento una cámara tipo Go Pro instalada en su casco, hecho notorio y evidente para todos los miembros de su patrulla”.

Por otro lado el imputado Raúl Ávila fue formalizado por infidelidad en la custodia de documentos, por ocultar y luego destruir la tarjeta de memoria de su cámara de vídeo Go Pro.

En la audiencia la Fiscalía exhibió videos del operativo donde fue asesiado Camilo Catrillanca, donde se muestra que no hubo enfrentamiento y que en la radio de los policías sólo se escucha que el sospechoso se da a la fuga.

El abogado defensor de los carabineros, Alexander Schneider, dijo a Cooperativa a eso de las 10 de la mañana que los Carabineros sufrieron una emboscada. “Hasta el momento no he visto la pericia balística, solamente se me comentó, pero claramente hasta ahora entiendo que no está establecido para nada la identidad de algún proyectil con algunas de las armas utilizadas por los funcionarios GOPE” sostuvo.

Según el relato del abogado “Existen carros blindados que fueron impactados por grueso calibre, es una emboscada a Carabineros en un procedimiento por un robo con intimidación con armas de fuego”.