La Fundación Señoras del Ejército de Chile decidió renunciar a la herencia por casi 2 mil millones de pesos que debía recibir por estatuto a través de la Fundación de Apoyo Social (FAS), ligada a Cema Chile, que presidió Lucía Hiriart.

La posibilidad de recibir dicho monto se produjo luego de que el pasado 8 de agosto de 2017 se concretara la disolución y cancelación de la personalidad jurídica de la FAS. La millonaria cifra se conformaba por la propiedad de la central de Cema Chile en Providencia y otros instrumentos financieros.

Pues bien, el Consejo de Defensa del Estado logró recaudar dicha cifra para el Fisco porque la Fundación Señoras del Ejército de Chile no quiso recibir las lucas.

En conversación con La Tercera, dicho organismo encabezado por la esposa del general Ricardo Martínez, María Cecilia Militzer, habría explicado que no quería tener ningún tipo de vínculo con Cema Chile.

“Me pareció responsable no recibir esa herencia de la Fundación de Apoyo Social”, aclaró.