La emergencia por las fuertes precipitaciones en la provincia del Loa sacó lo peor del ser humano.

Resulta que varias personas comenzaron a denunciar que algunos aprovechadores se habían colgado de la emergencia para vender empanadas en 10 mil pesos e incluso ofrecer transfers para traslados a 25 mil pesos.

El intendente Marco Antonio Díaz manifestó que “no puede ser que estén vendiendo las empanadas a 10 mil pesos y los tranfer a 25 mil pesos por un traslado”.

“No van a conseguir ganancias económicas, vamos a perder todos”, advirtió.

Por ahora las autoridades se encuentran averiguando las identidades de estos sujetos que quisieron sacar provecho económico de la complicada situación en el norte.