En marzo se celebrará la semana de la Astronomía en Chile y será la antesala del eclipse solar que tendrá fecha en julio de este año en territorio nacional. Jacqueline Morey, directora ejecutiva del Planetario de la Universidad de Santiago, conversó con The Clinic acerca de la astronomía como arte, del potencial que tiene nuestro país para el desarrollo de esta disciplina, de nuevos proyectos y de lo que esperan del nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología.

 

El único Planetario en Chile

Con 34 años de existencia, Planetario hace su aporte a la educación desde lo no formal, fomentando el interés por la ciencia, en especial la astronomía ya que Chile es capital mundial de esta área con cielos privilegiados e investigadores que están dando de qué hablar.

En los últimos siete años ha adquirido un rol relevante en lo que es la divulgación de las ciencias con material único en Chile: películas con contenido astronómico, exhibidas en formato fulldome, que simula la cúpula celeste, en las que se muestran diferentes fenómenos. Además hacen ciclos de charlas de divulgación científica gratuitas. “Nos aseguramos de que todas las niñas y niños tengan la posibilidad de visitarnos”, comentó Jacqueline Morey.

– Empezaron a hacer sus propias producciones con varios temas astronómicos. ¿A qué se debe esto?

Cuando asumí la dirección de Planetario -hace dos años-, diagnosticamos que nos faltaba contenido para los más chicos. Era puro carácter documental. Si bien es cierto que los niños entienden bastante de astronomía, quisimos producir películas animadas. Tenemos dos personajes, una dupla: un personaje que sabe mucho otro que sabe poquito. Un robot y una chinita, Bot y Lu respectivamente. Lu sabe mucho pero Bot tiene el espíritu aventurero. Definimos los personajes y creamos la película que es “Bot y Lu: el escape del agujero negro”, que recogía un interés de los niños. Ellos preguntaban mucho acerca de los agujeros negros y recogimos esas inquietudes para transformarlas en contenido.

Ve el trailer de “Bot y Lu: el escape del agujero negro” acá:

– Planetario ha albergado torneos de robótica, conciertos, ferias de arte, etc. y con esto han diversificado sus eventos en el edificio, ¿cómo han sido esas experiencias y qué han implicado para ustedes?

Buenísimas. Hace dos años que acogemos y realizamos en conjunto con VEX Robotics el torneo que convoca a niños de todo Chile. Ellos trabajan con robots específicos de VEX que es un STEM americano que incentiva la ciencia de forma conjunta. La robótica y la astronomía son propicias para eso, ya que se conjugan muchas disciplinas y tienen muchas derivadas. Un niño o niña que maneja robótica sabe programación, matemáticas, física, entre muchas otras cosas, y la persona que sabe de astronomía también sabe de eso. Es nuestra manera de seguir aportando.

 

Ser mujer, directora y artista

Jacqueline es egresada de Historia del Arte y licenciada en Estética. Ha trabajado por más de diez años en el Planetario, desde el área educativa hasta la coordinación con el cordón cultural de Matucana, y ve en la ciencia un desarrollo potencial para nuestro país.

 

– ¿Cómo relacionas la astronomía y la divulgación de ciencia con tu profesión?

Yo creo que el conocimiento es general, complejo y multidisciplinar. La astronomía tiene mucho de arte, la robótica tiene diseño, y así todo está relacionado. Tenemos que entender que todas las áreas del conocimiento son parte de nuestra formación y desde mi área he tratado de que gente de las humanidades entienda el aporte y la importancia de la tecnología y la ciencia, y así también desde la ciencia entiendan la importancia y el valor de las humanidades. Me gusta presentar, desde Planetario, esta perspectiva. Nuestras películas tienen un fuerte componente estético, son lindas, tienen armonía y tienen sentido del humor. Nosotros vemos al ser humano como algo global y es por eso que ofrecemos talleres de robótica, talleres de didácticas plásticas, películas de cine, ciencia ficción, ciencia pura, cine amoroso, etc.

– Ya llevas más de diez años trabajando acá y has pasado por diferentes áreas, ¿qué te inspira para llevar la batuta de esta fundación?

Cuando era chica había muchas cosas que yo no entendía de la ciencia y me hubiese encantado que me las explicaran de una forma amable. Me inspira poder explicarle a la gente, incluso de una forma cariñosa, los distintos aportes científicos que se están desarrollando en Chile y no solo esos, sino que del conocimiento en general. En particular, trabajar acá me motiva mucho porque veo que la astronomía sera una fuente de trabajo súper importante, se van a generar conocimientos que cambiarán la visión global de todos los ciudadanos del planeta acerca del universo, y esos descubrimientos serán en nuestro país. Siento la necesidad de que, a los niños y jóvenes que pasen por acá les interese aprender física, informática, astroturismo, y todo lo que pueda derivarse del desarrollo que está ocurriendo en el norte de nuestro país. Tenemos que saber inspirarlos para que después de visitarnos quieran seguir investigando y aprendiendo.

– ¿Estás contenta con lo que estás haciendo?

Si, estoy muy contenta. Eso sí, nos falta más. Me encantaría tener recursos para arreglar ciertas partes del edificio, que ya tiene 34 años, y es un ícono arquitectónico. Además somos el único planetario de Chile. Pero bueno… a todas las instituciones culturales les faltan recursos. También estoy contenta por el equipo, hemos trabajado bien, es un grupo comprometido, pese a que somos pocos. Me encantaría usar más este espacio para la gente, que esté a disposición, que lo disfruten. Siempre hay sueños, lo interesante es tenerlos porque esto da energía para lograrlos.

– ¿Cómo se hace cargo el Planetario de fomentar la paridad de género en la ciencia?

“3, 2, 1 Despegue” está protagonizado por una niña que tiene en promedio ocho años, sueña que viaja por el universo y se hace preguntas complejas. Tenía que ser una niña porque en las ciencias hay un déficit. En todas las áreas hay que potenciar a las mujeres. En el arte, por ejemplo, la mujer entraba a los museos del mundo desnuda, en la pintura. Eran pocas las artistas que entraban como autoras. Lo mismo en la ciencia: muchas científicas femeninas están tomando el protagonismo y no es por nada. Las mujeres tenemos una mirada distinta, nos preguntamos otros tipos de cosas, que de repente quedan fuera de las pautas de investigación. El mundo es con mujeres, con hombres, con bisexuales, transexuales, todos somos parte de esto. Todas las miradas construyen y nos dan respuestas diversas. Acá en Planetario es una realidad, no hay segregación, los contenidos son para todas y todos. La inclusión la damos por hecho.

Ve el trailer de “3, 2, 1 Despegue”, con su protagonista Laura Estrella:

 

El Gobierno también tiene que educar

El Planetario de la Universidad de Santiago de Chile se suma a todas las iniciativas que apunten a la divulgación y valoración de la ciencia, y en términos propios generan sus películas, un título al año, con contenidos de interés.

Ahora trabajan en una película que explique los eclipses, atingiendo al que ocurrirá el 2 de julio próximo. La estrenarán un mes antes y pretenden educar a la ciudadanía y enseñarles cómo se debe observar, ya que este es un fenómeno maravilloso pero que también implica un riesgo para la salud.

Trabajan junto a Conicyt y con la comisión de Eclipse -que se trabaja a nivel regional-, porque no solamente habrá eclipse este año, sino que el 2020 también, por lo que Chile tiene que estar preparado.

– ¿Crees que el Gobierno toma las precauciones necesarias?

En ese sentido estamos preocupados porque de parte del Gobierno no vemos una campaña de salud, por ejemplo, para preparar y enseñarle a a gente a ver adecuadamente el eclipse. Si no hay anteojos para verlo, no hay eclipse, no se puede ver y la gente tiene que saber esto.

– ¿Crees que el Planetario es valorado por parte de las autoridades?

Yo creo que no. La ciudadanía sí, tiene muy clara la valoración. Todo el mundo recuerda cuando vino cuando chico y que tenía otra tecnología, era análoga y ahora es digital. Además nos cuesta el financiamiento y creo que a medida que al Ministerio de Ciencia y Tecnología le den los aportes que requiere ese ministerio para desarrollar y poner un valor a lo que se hace en Chile, ahí podremos decir si las autoridades o el Estado valora a Planetario.

 

El año del sol

Anualmente se celebra la Semana de la Astronomía en Chile y diferentes instituciones se preparan para este evento que este año estará dedicado al sol.

– Se viene la semana de la astronomía en marzo, ¿qué tienen preparado?

Tenemos preparada una charla con Sebastián Pérez, astrónomo que está trabajando actualmente en la Universidad de Santiago, que se llamará Cazadores de eclipses que se basa en su libro de divulgación científica para jóvenes y niños. Además invitamos a alumnos de los establecimientos educacionales de la comuna de Cerro Navia, con quienes trabajamos en conjunto. Pondremos a disposición nuestro telescopio de observación solar e ir preparándonos para el eclipse del próximo 2 de julio, que será total en el norte y parcial en todo el territorio chileno.

– ¿Cómo se preparan para el eclipse solar?

Además de la película y de las charlas para educar a la ciudadanía en cuanto a estos temas, nuestra idea es tener una pantalla gigante en nuestro parque y proyectar lo que ocurrirá en el norte, ya que no se saben las condiciones climáticas de Santiago. Lo ideal es que la gente vea la película que estamos preparando, Eclipse: juego de luz y sombra, que la estrenaremos el 7 de junio y que aprovechen de llevarse anteojos especiales para observar este espectáculo astronómico.