El periodista Iván Núñez se mosqueó y reveló los argumentos que le dieron sus jefes para despedirlo de CHV el pasado 28 de enero.

En conversación con El Mercurio, el ex amigo de Rafael Garay aseguró que era perfectamente entendible que quisieran sacarlo de CHV, más no así las supuestas razones que le dieron.

En esta línea soltó que “no tengo ninguna crítica al hecho de que me hayan despedido. No hay nada irregular ahí y por eso no he ido a los matinales a hablar, ni hice declaraciones ese día, salvo confirmar la noticia porque tampoco me gustan los eufemismos de ‘no llegamos a acuerdo’. Me despidieron”.

Añadió que “primero me argumentan que no tienen espacio para mí en la parrilla. Y yo conduzco el noticiero de lunes a viernes, entonces espacio en la parrilla hay. Y lo segundo, que no pueden pagar mi sueldo porque es muy alto. Y yo no estaba negociando nada, nada”.

“Si el tema es plata me podrían haber dicho que no podemos pagar este sueldo, pero negociemos otro… y no”, remarcó.

Junto con ello, el profesional también tuvo tiempo de señalar que hace algún tiempo tuvo un cierto roce con los altos ejecutivos de dicha estación televisiva a raíz de unos comentarios que lanzó sobre el noticiario en una radio.

Dijo que “me quedaba la sensación de que había un manoseo muy grande al noticiario, la palabra no es muy linda, pero los noticiarios son un producto relevante dentro de un canal (…) Fui muy honesto, transparente y respetuoso, pero fue una crítica y creo que fue un punto de cortocircuito final”.

Sobre su actual cesantía, afirmó sentirse esperanzado en encontrar pronto trabajo: “Ya recibí algunas primeras señales que esto va a ser un proceso más bien breve”.