Los artistas chilenos detenidos en Córdoba por un supuesto aparato explosivo que en realidad era una instalación musical, podrán volver a nuestro país.

Así se determinó en una resolución judicial tomada a eso del mediodía de este martes, debido a que hay falta de méritos, aunque la causa continúa ya que no pueden ser ni sobreseídos ni procesados.

El juez Vaca Narvaja recibió nuevas pruebas que deslindan las sospechas que había contra los chilenos Felipe Zegers y Gabriela Medrano.

Recordemos que tras su liberación, Medrano explicó a la prensa que “Esta caja contiene un MP3 y un amplificador, que para poder funcionar necesita de una batería. Como las baterías no se pueden transportar en el avión, ni siquiera en el equipaje que se despacha, les pedimos a nuestros anfitriones que nos facilitaran una en Córdoba, la cual no pudimos devolver a tiempo y por eso quedó en el hotel. Evidentemente nuestro error estuvo en dejar la batería en ese lugar, pero lo hicimos precisamente para respetar las normas”.

En ese momento la abogada defensora cuestionó la postura de la Fiscalía para imputar a los chilenos ya que “se basa en el informe técnico de la policía, que dice que si esta batería fuera conectada a un detonador y el detonador fuera conectado a carga explosiva podría ser un artefacto explosivo. Yo entiendo que esto es muy flojo, por que los profesionales de esta sala, con las baterías de sus equipos, también podrían ser culpables de este delito”.

A pesar de la resolución, el magistrado Hugo Vaca Narvaja felicitó la actuación de la policía por su pronta respuesta ante la supuesta sospecha de la existencia de explosivos.