Que sí, que no: Detalles de la posible destitución del Obispo Durán

El directorio de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal de Chile emitió un comunicado en el que indica que “se ha resuelto por mayoría de los miembros del honorable directorio declarar la inhabilidad sobreviniente del obispo Eduardo Durán Castro para poder cumplir cabal y adecuadamente sus funciones y en consecuencia se procede a la remoción de su cargo como obispo presidente del Capítulo Especial de Pastores de la primera Iglesia Metodista Pentecostal”. Pese a ello, el propio Durán salió a negar y rechazar esta determinación.

El directorio de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal de Chile comunicó que destituyó al obispo Eduardo Durán, indagado por posible enriquecimiento ilícito.

Según consigna La Tercera, el organismo religioso emitió un comunicado en el que indica que “se ha resuelto por mayoría de los miembros del honorable directorio declarar la inhabilidad sobreviniente del obispo Eduardo Durán Castro para poder cumplir cabal y adecuadamente sus funciones y en consecuencia se procede a la remoción de su cargo como obispo presidente del Capítulo Especial de Pastores de la primera Iglesia Metodista Pentecostal”.

Añade que “ante la negativa del obispo Eduardo Durán Castro a renunciar al cargo de obispo presidente del Capítulo Especial de Pastores y a fin de intentar remedia la difícil situación de desprestigio que vive nuestra iglesia producto del comportamiento y actitudes del obispo presidente (…) se ha resuelto por mayoría de los miembros declarar la inhabilidad sobreviniente del obispo”.

El ente explica que en el cargo que tenía Durán se exigía un obispo “irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar, (…) no codicioso de ganancias deshonestas”.

Tras conocer la noticia, se publicó un comunicado de la Corporación Primera Iglesia Metodista Pentecostal -firmada por el propio obispo Durán, otros dos directores y un secretario- en la que rechazan la determinación y apuntan que “estrictamente apegado a los estatutos, nuestra corporación no removerá al obispo Eduardo Durán. Lo anterior deja en evidencia las recurrentes inexactitudes y declaraciones desinformadas de varios pastores y lideres, que en más de tres oportunidades han anunciado la salida de nuestro obispo”.

Indica el texto que “tras los cambios introducidos en la corporación durante las últimas semanas, podemos afirmar que nuestra iglesia está en un proceso de reordenamiento interno. Cualquier otra actividad que pretenda ir más allá, no esta ajustada al estatuto y por consiguiente no tendrá efecto real. Con el propósito de clarificar esta situación y evitar confusiones que lleven a miembros de la iglesia a caer en ilegalidades, durante estos días se entregaron las notificaciones y documentos necesarios para determinar la situación interna”.

“En este contexto, no hay ningún proceso de remoción o elección de nuestra autoridad. Cualquier reunión, acuerdo o determinación que un grupo de personas protagonice sin la autorización estatutaria, no tiene carácter vinculante. Cualquier afirmación más allá de los permitido, será llevado a la justicia ordinaria a fin de determinar los eventuales delitos que se puedan configurar”, cierra.

The Clinic Newsletter
Comentarios