Aunque muchos se traspapelan entre el 8 de febrero y el resto de fechas emblemáticas para festejar a los tragos nacionales, lo cierto es que el 15 de mayo quedó establecido como el día del pisco hace 10 años.

En 2009 se decretó como ley esta fecha para festejar el destilado de la uva con la referencia a 1931, el año que Chile dictó los límites geográficos en donde se podía producir este producto: aquella vez se delimitó el área entre Atacama y Coquimbo, justamente un 15 de mayo.

La celebración oficial está programada en el Patio Bellavista y ahí se realizarán distintas actividades como charlas de bartenders, el maridaje del destilado y sus variables: el jueves será el día dedicado al pisco sour y el viernes sobre los valles pisqueros.