Columna de José Fliman: Acusan que "grave error" del Consejo de Monumentos Nacionales amenaza la protección de Tunquén

Columna de José Fliman: Acusan que “grave error” del Consejo de Monumentos Nacionales amenaza la protección de Tunquén

“Se ha cometido una omisión inexplicable al proponer dejar fuera de la protección el complejo dunario de Tunquén, que es precisamente el alma del ecosistema”. Escribe el presidente de Fundación Tunquén Sustentable, José Fliman.

Este año nuestro país será anfitrión de la COP 25, que busca impulsar un compromiso global para enfrentar el cambio climático. Aquello nos impone la tarea de dar protección a los ecosistemas que en nuestro país resisten al desastre ecológico. En esa línea, hemos sostenido ante la comunidad de la V región y las autoridades nacionales, la necesidad de resguardar la cuenca del estero de Casablanca en su desembocadura al mar, en la playa grande de Tunquén, lugar que oculta un tesoro invaluable y único a poco más de una hora de Santiago. Este sector se enfrenta hoy a una tensión entre constituirse en ejemplo de protección ambiental y desarrollo sustentable, o convertirse en una oportunidad perdida para el país. Próximamente, el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad deberá discutir la ampliación de la actual zona de Santuario de la Naturaleza en Tunquén –que hoy cubre sólo el humedal y alrededores- a la totalidad del complejo ecosistema que lo conforma, incorporando el área marina (playa, roqueríos y rompientes), el campo dunar aledaño y la ladera sur y oriente. Se trata de zonas que en su conjunto dan refugio a la fauna del lugar y presentan valiosas especies de flora, muchas de ellas en estado de conservación: vulnerables o en peligro de extinción. La propuesta de ampliación es vista con buenos ojos tanto por el Ministerio de Medio Ambiente como por las comunidades locales que han valorado la importancia de proteger este valioso ecosistema. Inexplicablemente, un informe del Consejo de Monumentos Nacionales (antecedente relevante para los Ministros) ha cometido un error que amenaza con desechar la protección integral al ecosistema: ha dejado afuera de la propuesta de ampliación el sector sur del campo dunar, parte de la quebrada y ladera sur de la playa. Se trata de una zona donde se han expresado fuertes intereses económicos, constituyendo un verdadero “mordisco inmobiliario” al futuro Santuario, al permitir allí la construcción de casas, condominios e incluso pequeños edificios. La Comisión de Patrimonio Natural de dicho Consejo funda su decisión en la supuesta existencia de deterioro ambiental como consecuencia de la acción humana, debido a la existencia de pozos de extracción de áridos en el sector. Pero se equivoca en su informe, ya que, si bien existen zonas del ecosistema deterioradas por esta razón, éstas se encuentran en la zona norte del polígono cuya protección se propone. Por lo demás, como Fundación Tunquén Sustentable hemos presentado acusado en diversas ocasiones ante las autoridades el carácter ilegal de esta actividad, que no tributa, ni cuenta con las resoluciones ambientales pertinentes. Pero además de este evidenciar este error, existen razones de peso para promover la protección del sector que el CMN pretende excluir: En primer lugar, en esta zona excluida existe la presencia de importantes sitios arqueológicos correspondiente a asentamientos humanos provenientes desde la Polinesia, de incalculable valor para el estudio científico de nuestros orígenes. Segundo, el sector sur del polígono aloja un bosque esclerófilo nativo, donde vive gran parte de la fauna propia del ecosistema; y el sistema dunario otorga servicios ecosistémicos fundamentales para el soporte y desarrollo de la vida: controla la erosión costera y bloquea la intrusión de agua salina en los acuíferos, permitiendo la existencia de playas de arena para contemplación y recreación. El complejo dunario también cobija especies de vegetación endémica, base de la cadena alimentaria que permite la gran diversidad de especies existente y que consolidan a Tunquén como parte esencial de un corredor biológico natural. Dado el relevante valor patrimonio natural y cultural de Tunquén, creemos que se ha cometido una omisión inexplicable al proponer dejar fuera de la protección un área que es precisamente el alma del ecosistema. El sector que queda excluido coincide con terrenos actualmente en venta para viviendas turísticas, sin que se hayan promovido medidas que aseguren la protección de los valores naturales del lugar y de los sitios arqueológicos. Además, se trata de una zona riesgosa para la habitaciòn y para los usuarios de la playa, porque se encuentra amenazada ante eventos de tsunami y marejadas. La propuesta del CMN se contrapone a la evidencia científica y técnica que ha sido presentada en diversos informes realizados por expertos que han estudiado la zona, así como también a los estudios realizados por el Gobierno Regional de Valparaíso el año 2018, que dan cuenta de la necesidad de proteger la totalidad del ecosistema. Tampoco presenta estudios científicos nuevos que fundamenten su decisión. ¿Por qué el Consejo de Monumentos ha dejado fuera esta parte de este ecosistema? Este organismo debe dar una explicación seria y contundente a la ciudadanía, y debe hacerlo pronto, para prevenir que como consecuencia de su actuar irresponsable e injustificado, se propicie la destrucción del valioso patrimonio natural y cultural de Tunquén.
Comentarios
Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... ME GUSTAN LAS ESCULTURAS GRIEGAS, AUNQUE A VECES NO TENGAN NI PIES NI CABEZA. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... JOAQUÍN LAVÍN JR PASÓ DE SER UN ENTUSIASTA A UN ENTUSIESTA. --------------------------------