El artista visual que le hizo la última entrevista al exsubsecretario Luis Castillo: “Busco que el ciudadano se empodere”

Tras los dichos de la autoridad sobre las “reuniones sociales” en los consultorios.

Este jueves se produjo la salida de Luis Castillo del cargo de subsecretario de Redes Asistenciales de Salud, luego de las desafortunadas palabras que tuvo en entrevista con Radio Santa María de Aysén, donde atribuyó las colas en los hospitales a  “reuniones sociales” en los consultorios.

Ramiro Bahamondes es artista visual y fue el hombre que le hizo las preguntas a Castillo, en dicho diálogo. “Han sido unos días de locos, el WhatsApp y el teléfono no paran de sonar”, dice al comienzo del llamado con The Clinic, quien prefiere no verse como el hombre que botó a Castillo.

Indignación popular: El video con las declaraciones del subsecretario Castillo sobre las “reuniones sociales” en los consultorios

Video de Radio Santa María de Aysén

“La entrevista fue el viernes pasado, pero se viralizó después cuando contestó el alcalde de Coyhaique. Pero sí, ha sido una locura, aunque no me gusta ese mote. Hice la pregunta y la respuesta es de él. Lo dijo literalmente”, dice Bahamondes, artista visual desde hace años, luego de ser vendedor durante años.

Siempre le llamó la atención el hacer cosas por los demás, cuenta, y por eso llegó a la televisión. Su participación en el programa “Camiseteados” de TVN lo puso en el foco de los habitantes de la región, luego de desarrollar y comandar varias iniciativas de incidencia regional con su Fundación Manos que Ayudan, como el mural en honor a Nabila Rifo que llevó a cabo en 2016.

“Llevo dos semanas en la radio. Soy muralista, artista visual y la fundación  ya tiene sus años. La entrevista la hicimos con Javier Verdejo, el jefe de prensa de la Radio Santa María. Fuimos tocando distintos temas, haciendo un ping pong, hasta que le planteo el tema de las colas en los consultorios, que en esta región, además, podemos tener 10 grados bajo cero, nieve y la sensación térmica es mucho más helada todavía. Con todo eso la gente tiene que llegar a las 6 de la mañana a hacer cola”, cuenta Bahamondes.

Dice que cuando Castillo le contestó la frase por la que terminó dejando la subsecretaría de Redes Asistenciales no se percató a la primera, porque él quería que le diera un plazo para el fin de las colas en el servicio público de salud. “De tres a seis meses, me respondió”. Nos quedó dando vuelta y revisamos nuevamente la grabación y nos dimos cuenta que casi dijo que la gente casi que va porque le entretiene ir a hacer cola”, agrega Ramiro.

¿Cuál es tu sensación después de todo este tema? 

-Para la gente lo atingente es que debe levantarse temprano y hacer filas para poder ser atendido. Él nos habló de muchas cosas y sus asistentes querían que habláramos del Auge. Al día siguiente reaccionó el alcalde Alejandro Huala y de ahí el tema escaló. Fue impresionante como la gente comenzó a manifestarse en redes sociales hasta que el tema llegó a medios de circulación nacional.

Sé la historia de Castillo, pero más que eso yo creo que este caso habla de la desconexión de las personas con lo que el gobierno que sea, existe. Puede ser en este gobierno, el anterior o en el que venga. Yo con mi fundación conozco la realidad de las personas.

¿De qué se trata tu fundación, Manos que Ayudan, Ramiro?

-Partimos con el mural del caso de Nabila Rifo y desde ahí comenzamos a aunar fuerzas con voluntarios. Hicimos eso porque somos muy cortos de memoria. Pasan los meses y los temas se nos olvidan. Demasiados cortoplazistas. Desde ahí partió la idea de crear una fundación para hacer labor social y cultural. Este año creamos la fundación y la lanzamos ahora a fines de junio. La gente quiere ayudar, quiere cooperar, pero no tiene donde hacerlo. Desconfían de las instituciones.

Hay una crisis de confianza. Por eso cuando el subsecretario dice eso y como la gente ya no cree, la gente se avalanza, por decirlo de alguna manera, y con razón, creo yo, tiene que terminar renunciando.

¿Alguna reflexión final?

Yo soy una persona, un ciudadano. Pero cuando te juntas con otra persona y empiezas a sumar, sí puedes provocar cambios, y cambios profundos. La salida del subsecretario se dio por la presión de las personas, una presión popular. O sea, podemos provocar  cambios, por eso es importante levantar la voz. Busco que el ciudadano se empodere, que perdamos el miedo a cuestionar cosas  y que nos levantemos. Si al final los cargos de representación popular deberían temerle a los ciudadanos, no al gobierno de turno ni al partido político.

Comentarios