Alejandro Goic, actor: “La ciudadanía no quiere más migajas del ‘chorreo’”

Nano Bunster, de la obra de Teatro Cuestión de Principios.

Alejandro Goic, actor: “La ciudadanía no quiere más migajas del ‘chorreo’”

A propósito del estallido social, el reconocido actor evalúa críticamente la gestión del gobierno y defiende la idea de plebiscito y asamblea constituyente. Además, explica sus esfuerzos para que las personas tengan la propiedad de los fondos de pensiones.

Sin rodeos, el actor Alejandro Goic (62) parte refiriéndose a las lesiones que sufrió el pasado lunes 4 de noviembre por parte de efectivos de Carabineros en medio de una de las múltiples manifestaciones que se han vivido en el país desde el estallido social del 18 de octubre. Goic intentó socorrer a una funcionaria policial que estaba desvalida, inerme en el suelo, pero recibió golpes y gas pimienta como respuesta de los propios Carabineros.

“Si uno piensa en que ya han muerto más de 20 personas, de que hay cientos de personas con balines, que han perdido un ojo, que han violado sexualmente a hombres y mujeres, que han torturado, yo no soy más que uno más de los miles de ciudadanos y ciudadanas que han sido agredidos por las fuerzas armadas y de orden, especialmente por carabineros. Pero estoy como tuna, listo para volver a la calle”, añade.

-¿Cómo te afectó la violencia?

-Fue un deja-vu, yo soy un quiltro callejero, de pelea, siempre lo fui. Y dirigí muchas protestas durante la dictadura, y estuve innumerables veces detenido y agredido durante esas protestas. Estoy más viejo sí, un quiltro viejo (ríe). Es parte de los costos de pararse con dignidad frente al poder. Y sigo en la calle, junto a mis compatriotas. Y hay que seguir en la calle. Es el único poder que hoy tiene la ciudadanía para hacer cambios.

-¿Cómo evalúas esta crisis? ¿Tiene salida?

-Mira, Piñera saca a los militares a la calle, declara Estado de Emergencia pensando que eso era un disuasivo definitivo y, curiosamente, más de 1 millón 200 mil personas salen a la calle a manifestarse. Sigue la ciudadanía en la calle peleando por sus reivindicaciones y vuelve a llamar a las Fuerzas Armadas, esta vez por medio del COSENA, -que simbólicamente es lo mismo-, e inmediatamente tiene en la calle a más de 700 mil personas. Aquí el mensaje es claro para Piñera: la ciudadanía no quiere más migajas del “chorreo”. En esta agenda social, si la analizas con detención, todas las medidas benefician directa o indirectamente a los empresarios. Es decir, siguen pagando los trabajadores a través de sus impuestos y aliviando los bolsillos de los empresarios. Aquí no hay nada que venga de las utilidades vergonzosas y gigantescas de los empresarios. Piñera está tratando de resolver esto en base a astucia y pillería; no va al fondo del asunto.

¿Crees que está desconectado de la ciudadanía?

No está entendiendo nada. Súmale que hay un conflicto de intereses, que la gente olvida. Él tiene un profundo conflicto de intereses al tomar medidas estructurales, porque lo afectan a su patrimonio y sus negocios. Además, es un pusilánime, como lo fue Pinochet. En eso se empatan. No saben qué hacer salvo defender su patrimonio y el de sus pares.

La propiedad sobre las pensiones

Alejandro Goic ha sido una de las figuras que apoyó la demanda que la profesora antofagastina María Angélica Ojeda interpuso ante la Justicia con el fin de poder tener el control de sus fondos de pensiones. Tanto la Corte de Apelaciones de la ciudad como luego el TC declararon admisible el recurso. El actor señala que lo que pide la docente, jurídicamente hablando, no es simplemente poder retirar sus fondos de la AFP, sino que efectivamente se le reconozca la propiedad sobre sus ahorros previsionales.

“Los trabajadores tenemos casi 240 mil millones en los fondos previsionales, solo con el ahorro del 10%, (lo que te dice que la capacidad de acumulación de capital es exponencial en relación a los empresarios individuales). Todos los grandes grupos económicos juntos tienen menos patrimonio de capital que la gente de trabajo. Lo que te abre la siguiente pregunta: ¿quien crea la riqueza?, ¿el emprendedor? No, es el trabajo el que crea la riqueza. Entonces, la pregunta es ¿somos propietarios de nuestros ahorros? Propiedad se define como potestad de decisión sobre usufructo del bien. Potestad de decisión, eso es lo que te hace propietario al final del camino. Y nosotros no tomamos ninguna decisión sobre nuestro capital, por lo tanto, no somos propietarios. Eso es el fondo de la demanda”, afirma.

Junto a No + AFP y “La Casa Común” presentaron cerca de 30 casos. “Desde el punto de vista jurídico, lo que se busca es que decida la justicia, y ahora el TC, si uno es propietario o no, por eso está muy complicado porque la derecha, siempre mintiendo y tergiversando, lo que está diciendo es que la profesora quiere sacar la plata, y lo que nosotros queremos es decidir que hacemos con nuestros fondos”, explica.

Y además, añade: “Piñera es un pillo, un alacrán, sabe lo que está de fondo en esta propuesta y acaba de mandar al TC, firmado por él, una solicitud para que no prospere el requerimiento de la profesora de Antofagasta. Piñera no puede con su naturaleza, está defendiendo su pecunio. Súmale que él tiene gran parte de su patrimonio en paraísos fiscales ¡para no pagar impuestos en su propia Patria, hueón! ¡el Presidente! ¡Dios santo!”. 

La izquierda

– Fuiste dirigente del PS en su minuto, ¿qué opinas del rol de los partidos de izquierda en este proceso?

-Aclaración. Fui miembro de su dirección durante la clandestinidad. Hasta Diciembre de 1989. Analicemos analicemos la pregunta desde el punto de vista del ejercicio del poder puro. Su adversario, Piñera, tiene, según encuestas de derecha, 9% de aprobación. Es decir, está en el suelo. Tiene a sus fuerzas divididas: lanza estas argucias llamadas Agenda social, un canto de sirena, diálogo y unidad nacional. Está arrinconado, está en el suelo y, simplemente, apela a la represión más brutal desde la dictadura…¡y van a negociar! En esas condiciones, no se negocia, se imponen condiciones, porque de lo contrario, lo que están haciendo, consciente o inconscientemente, es dándole un balón de oxígeno, como la estupidez sin nombre de la Acusación Constitucional que por suerte no prosperó, porque no se va a ganar porque no están los votos, y vas a unir a la derecha en torno a la figura del Presidente y les vas a dar una victoria… Por lo tanto, no planteo esto de “no voy a negociar una agenda social”, lo que yo digo es: “la condición para hacerlo señor, es un plebiscito, póngale fecha, hora, y después nos sentamos a dialogar”. Y el plebiscito tiene que ser sencillo, ¿queremos o no queremos una nueva Constitución? Las propias encuestas de la derecha dicen que el 80% quiere cambio a la Constitución y el 76% quiere Asamblea Constituyente. En democracia la soberanía radica en los [email protected] Que decidamos los 18 millones o más de [email protected]; eso le va a dar legitimidad y descomprimes, porque de la calle tenemos que ir a ganar votos, conciencias. No sirve tirar piedras. Además, ¡ya está lleno de cabildos!, eso debiera apreciarlo la elite política porque nos habla de un pueblo interesado en su destino. El proceso ya se inició y es imparable.

-¿Te gusta algún dirigente de izquierda como para pelear en una elección presidencial?

-(Se acomoda y piensa un instante largo) El que concite mi atención tiene que ganarse ese lugar ahora, luchando junto al pueblo. Alguien que encabece, junto a los chilenos y chilenas en la calle, la lucha para que el pueblo pueda decidir soberanamente su destino.

-¿Qué te parece el llamado del Presidente Piñera a un “Congreso Constituyente”?

-Te contestaré con una cita de una cita en la obra Cuestión de Principios de Cossa que  reescribí y que estrenamos con la Compañía Versión Oficial hace un año. La personaje “Amalia” dice así: “… puesto que las masas son miopes y no pueden ver el peligro hasta que se les echa al cuello, nuestros políticos se ven obligados a engañarlos para que tomen conciencia de sus propios intereses… el engaño del pueblo puede convertirse en algo cada vez mas necesario…”. Eso piensa Piñera. Eso piensa la derecha. Eso piensa parte de la elite. Eso es el Congreso Constituyente. Sería la segunda traición a nuestro pueblo por la elite; la primera, la negociación a espaldas de los ciudadanos entre dictadura y un sector de la Concertación, en mi opinión, el origen de esta crisis.

-Quiero citar un párrafo de una entrevista que te hicieron hace unos meses. Dijiste, te leo: “Chile enfrenta junto con la humanidad problemas y cambios profundos, ontológicos desde muchos puntos de vista, partiendo porque estamos destruyendo nuestro propio hogar que es la naturaleza, extractivismo y consumismo desenfrenado, seguridad del agua, cambio de la estructura del trabajo, concentración de la producción del conocimiento, control de las redes informáticas, por nombrar algunos. Hemos fracasado desde el punto de vista de que no hemos conseguido bienestar y felicidad para todos como comunidad”. ¿Por qué hemos fracasado?

-Porque la riqueza producida por la gente de trabajo esta secuestrada. Existe una concentración pornográfica del poder económico, o sea, las cifras son escalofriantes. 250 individuos tienen más del 50% del PIB mundial, la imagen es abrumadora y me voy a permitir el lujo de decir -en modo vieja nomenclatura- que el único bien que el proletariado ha conquistado es la democracia. Y la democracia se está muriendo…

Goic para de repente. Se queda pensando, y sigue.

-Quiero agregar: la democracia está siendo asesinada con premeditación y alevosía por el neoliberalismo. Y están apelando al fascismo, es decir, el capitalismo con 40 grados de fiebre.

-¿Qué hacer entonces, Alejandro?

-Democratización radical del poder, sobre todo del poder económico. Nuevo pacto entre los productores directos e imprescindibles de la riqueza, es decir, entre la gente de trabajo y los dueños del capital.  Asistimos al funeral del modelo neoliberal y sus mercenarios intelectuales. Y esto es un funeral mundial. La propia “Business Roundtable”, que reúne a los 182 CEO’s de las mas grandes empresas del mundo le dio el tiro de gracia en su última reunión hace pocas semanas. Dijeron estos poderosos caballeros: “La prioridad de nuestras empresas no pueden seguir siendo las utilidades” ¡Qué Talca! Ya saben que no es posible seguir gozando de esas utilidades pornográficas; por eso han tratado de apropiarse de los servicios básicos. Pero los [email protected] del mundo están diciendo ¡no!

Y en Chile, la joya de la corona neoliberal, hemos dicho ¡no más! La corona ha caído. Y un nuevo Chile es posible, uno hermoso para [email protected] Y eso solo es posible a través de un proceso constituyente absolutamente democrático.

El teatro como un verdadero oasis

– ¿Cuál es el rol del teatro en una coyuntura como esta?

-El teatro es una reflexión, en su sentido más literal sobre la condición humana. Y esta reflexión debe ser absolutamente libre. No hay deberes salvo la búsqueda de desentrañar la verdad. La belleza de la verdad. Y eso siempre es político.

-Por la coyuntura hay teatros que han debido cancelar funciones. ¿Piensas que es buena idea que vuelvan los montajes en el breve plazo?

-Sí, claro, porque es un lugar de reunión para la comunidad, la gente se encuentra y reflexiona. Sería interesante que después de cada función que se represente, intérpretes y audiencia puedan conversar sobre el futuro de nuestro país. Transformar las obras de teatro en Cabildos después de las funciones. Sería hermoso.

– ¿Te encuentras trabajando en proyectos teatrales?

-Sí. Hay uno que quiero montar la obra luego, se llama Nostalgia de la República de Chile, curiosamente, que es el velorio de don Pablo de Rokha, el gran poeta del pueblo, en una quinta de recreo. Un velorio a la antigua, con comistrajos y bebidas espirituosas que se transformaban en un hecho luctuoso, una gran fiesta. Es una gran reflexión sobre, precisamente, las luchas de nuestro pueblo. Pablo de Rokha, en mi opinión, es Chile. El Chile popular. El Chile culturalmente democrático de la vieja República. El otro es un viejo proyecto, que estamos montando con mi Eva desde hace más de 20 años, la actriz Andrea Martinez. Es una traducción al teatro que hice de El diario de Adán y Eva de Mark Twain, con ese maravilloso humor, y que es una reflexión y un elogio al amor de pareja, al origen. Adán y Eva se conocen y van reflexionando sobre su relación. Tu dirás ¿qué tiene de político? Mucho en la medida que reafirmas tus valores, emociones y afectos humanos esenciales que son por los cuales nosotros peleamos, porque finalmente esta lucha tiene un fin más allá de los derechos sociales, porque los derechos sociales son para vivir mejor y ser felices y por lo tanto, estas obras si bien no son directamente proselitistas, ayudan a sanarnos, a recuperar, a pensar, a tener en el corazón el objetivo primordial, que es la felicidad y la verdadera libertad  de [email protected] los seres humanos.

Comentarios
Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. -------------------------------- Sabía ud que... HAY PERSONAS TAN MALÉFICAS QUE SON EL SEXO DEVIL. --------------------------------