Paul Vásquez, el Flaco: “En nuestra generación pateábamos piedras, la juventud de ahora las tira”

Paul Vásquez, el Flaco: “En nuestra generación pateábamos piedras, la juventud de ahora las tira”

Igual que al común de los chilenos, el estallido social transformó de un día para otro la rutina del ex Dinamita Show. Desde el primer momento se acuarteló como bombero y prestó ayuda a los vecinos de San Bernardo. Días más tarde, fue reclutado por la brigada de Rescatistas Voluntarios que se agruparon en diversos puntos próximos a la zona cero para socorrer a los heridos de las manifestaciones. Uno de ellos fue Gustavo Gatica, el joven universitario que recibió dos impactos percutados por Carabineros en sus ojos, hecho que se tradujo en la pérdida total de su visión. Y aunque no estuvo ahí, dice que ese caso fue uno de los más impactantes que le ha tocado asimilar en estos 30 días en el corazón de Santiago. ¿Qué piensa el Flaco sobre sobre el estallido? ¿Cuáles son sus reflexiones como rescatista? ¿Qué piensa sobre el manejo que han tenido las autoridades con toda esta crisis? En conversación con The Clinic hace un llamado a la clase política para que se pongan las pilas: “¡Voten por alguna hueá pal pueblo, por favor! ¡Represéntenme!”.

Fotos y video: Emilia Rothen

Estás trabajando como rescatista cerca de la zona cero. ¿Cómo has visto la situación en la calle?

-Yo me sumé después del 24 de octubre, llevo 30 días en la calle. Los primeros diez días me aboqué solamente a trabajar como bombero en San Bernardo. Después me contactaron para sumarme a la brigada de rescate. Fui al centro y de ahí no me han sacado más. Las jornadas empiezan a las 16 horas y yo me quedo hasta las 22 horas. Es complicado lo que pasa ahí, mucha sangre, mucho trauma ocular, mucho desprendimiento de oreja, muchos lesionados, muchos ahogados, mucha piedra, mucha lacrimógena, mucha gente, mucha juventud. Una juventud transgresora, una juventud valiente, sin miedo.

¿Qué te provoca esa juventud?

-Me hubiese gustado tener esa valentía para la dictadura. Cuando pusieron el Estado de Emergencia y sacaron los militares a las calles esta juventud no tuvo miedo, se enfrentó a ellos. Ellos mandaron a los milicos de vuelta a sus cuarteles o si no, esto se hubiese desatado de forma más violenta todavía. Esa fue la presión de la juventud.

¿Qué ha sido lo más rudo que te ha tocado enfrentar en la calle?

-Después de informarme de los casos de Gustavo, de Abel, de Fabiola Campillay, la vecina de Cinco Pinos en San Bernardo, creo que lo más fuerte fue ver cómo a un chico le volaron la oreja con una bomba lacrimógena. Entonces mucha sangre de juventud, muchas chicas que de verdad tienen miedo y que quedan asustadas cuando se llevan a sus amigas y quedan solas o desorientadas. Nosotros hacemos mucha contención.

ÉTICA DE RESCATISTA

¿Cómo observas la violencia? Día a día ves las consecuencias en los cuerpos de las personas que rescatas.

-Es una violencia desatada por ambas partes. Obviamente, los cabros solamente tienen piedras que tirar. Nosotros pateábamos piedras, la juventud de ahora las tira, las lanza. Y por otro lado, Carabineros tiene que cumplir órdenes no más, caen en eso del “mandado, disculpado”. A ellos los mandan, tienen un respaldo, por lo tanto, la violencia que ejercen es muchas veces brutal. Igual a nosotros como rescatistas eso no nos importa. Nosotros no estamos avalando ni diciendo quién es el que tira más bombas o más piedras, o quiénes son los que ejercen más violencia. Nosotros estamos para rescatar heridos y como siempre he dicho: si a mí me toca sacar de la marcha a un carabinero herido, yo lo voy a rescatar. Mi ética es de rescatista, por lo tanto voy a rescatar al que esté herido. Sea carabinero, joven, civil, narco, violentista o delincuente, porque ahora todo lo criminalizan.

Por un lado el Gobierno dice que la violencia está liderada por el narcotráfico y las barras bravas.

-Mira, las autoridades son hueonas, pero no son tontas. Yo creo que ellos están aplicando la doctrina del shock, provocando todo esto para que el pueblo se enfrente al pueblo. Entonces con estos saqueos masivos esperan que haya confrontación entre ellos y ojalá que no sea así. Pero te insisto: en la calle yo no veo delincuentes, yo no veo narcos, yo solamente veo víctimas. No me interesa si el cabro tiene ficha o no tiene ficha, me da la misma hueá. El loco está herido y yo lo voy a rescatar.

A nivel interno, más allá de tu ética como rescatista, ¿sientes contradicciones por ayudar a uno y otro, por ejemplo?

-No, yo no tengo conflictos internos si rescato a un carabinero, por ejemplo. No, porque debajo de ese mandato que él tiene, debajo de ese uniforme, del poder que tiene, también hay un padre, hay un hijo, hay un ser humano po hueón. Yo estoy muy metido en mi hueá del rescate, yo no diferencio, yo voy a rescatar a todos los que lo necesiten. Y, ojo, que el equipo de Rescatistas Voluntarios también está en esa, porque somos apolíticos. Ahora, si no fuera rescatista, créeme que yo sería de la primera línea.

¿Te gustaría estar al frente?

-Sí, yo creo que sería del bando. Créeme, en este estallido social no queremos a políticos, ni una hueá. Entonces yo creo que ahora hay dos clases sociales: Los cuicos fachos y los rotos patipelaos. Ahora si tú me preguntas: ¿En qué bando quiero estar? Obviamente estoy del lado de los rotos.

De las demandas sociales, ¿cuáles son las que te convocan?

-No más AFP, Educación de calidad y salud digna, por favor. Esa hueá que dijo ese caballero que nosotros teníamos la mejor salud del planeta, se nota que este caballero nunca ha estado en el Barros Luco, se nota que nunca ha estado en el Sótero del Río, en el hospital del Pino, en el hospital del Carmen. ¡Vayan a darse una vuelta, vean la tragedia que se vive ahí! ¡Solucionen la hueá! O denle una gamba y media más a los trabajadores que ganan el mínimo. Ese viejo se chanta y no pela más. Va a tener una gamba y media más para poder vivir.

VAYAN A LAVARSE EL TOPOLLILLO

¿Cómo se ha vivido en La Florida todo esto?

-Los vecinos de La Florida son detonados. En todos lados está bomba la historia, ya no hay barrio que no esté en la lucha. Los barrios están detonados. Walker Martínez con Avenida La Florida es la zona cero de La Florida, igual que el 14. San Bernardo, Puente alto, los barrios populares, ahí donde queman, está el pueblo parado, en pie. Ellos no van a parar hasta que haya soluciones, la misma juventud dice esta hueá no va a parar, y si po, con too si no pa’ qué.

Tienes hijos jóvenes, ¿ellos marchan? ¿qué les dices?

-Sí, marchan. Mis hijas son feministas.

¿Tienes aprehensiones con que estén marchando?

-¿Es que qué les voy a decir? ¿No vayas, no luches? Si están luchando por ellos. Además tienen sobrinos, están luchando por sus hijos también. No les puedo decir nada. Lo único que les digo es: “¡Cuídate, ctm!, ¡Cuídate, por favor!”. Mis hijas salen a marchar, están en la lucha.

¿Y cómo has visto la respuesta por parte de la clase política?

-Del gobierno, una opinión personal: Espero que en el cumpleaños al presidente le hayan regalado una hueá auditiva, para que escuche. Yo cambiaría a los asesores del Presidente, a los políticos tienen cero credibilidad, nada. Siguen haciendo hueás a espaldas del pueblo, siguen arreglándose ellos, puta que les duele bajarse la dieta y la derecha nuevamente se desmarca y no quiere apoyar nada. Tienen miedo de perder la teta y no sé qué más quieren chupar los hueones. Estoy de acuerdo con mi pueblo, no queremos más políticos de mierda.

Entiendo la emoción, pero de alguna forma hay que solucionar todo esto. ¿Cuál crees que puede ser el camino?

-Legislen a favor del pueblo, si por algo los elegimos a los hueones, para que nos representen arriba. Yo te lo digo como elector, yo doy mi opinión como ciudadano, porque yo me doy la paja de ir a votar. Yo elijo a los hueones también, yo les doy mi voto. Yo voto allá en Pudahuel, y allá los vecinos allá votamos antimelerismo, nosotros luchamos porque el melerismo no se instale en Pudahuel. ¿Se entiende? Yo me doy la paja de ir de La Florida a Pudahuel a votar, por eso yo doy esta opinión. Entonces ellos, que fueron elegidos por nosotros, escuchen al pueblo. ¡Voten por alguna hueá pal pueblo, por favor! ¡Represéntenme! ¡Deshazte de las AFP!

¿Y qué pasó con tus ganas de meterte en política? ¿Te dejó de motivar con todo este contexto?

-Puta, si están ganando toda esa plata por no hacer ni hueá, puta, vamos po. Obviamente, que trataría de diseñar un sistema para escuchar a mis electores. Una votación por ejemplo. Yo mismo me abro un canal donde los mismos electores míos digan cómo quiere que legisle en una encuesta y la mayoría gana. Y yo voto a conciencia de lo que la gente eligió po. Yo trabajaría con la gente, pero es que ¿sabes qué? Ya no me interesa. No, chao, vayan a lavarse el Topollillo, no pasa na. Prefiero seguir siendo honrado.

Comentarios
Sabía ud que... JOAQUÍN LAVÍN JR PASÓ DE SER UN ENTUSIASTA A UN ENTUSIESTA. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. --------------------------------