Sea huevito, no huevón

Desde la redacción:

Sea huevito, no huevón

“Sea huevito, no huevón”. Al momento de publicar este texto, en Chile, 57 personas han fallecido de coronavirus y 5.972 han sido confirmadas como portadoras. No sólo es la cifra más alta de lo que llevamos de crisis sanitaria, sino el día en que más chilenos murieron por la pandemia en nuestro país: 9. ¿Momento para el optimismo? Más bien para la cautela y, como siempre, para la ciencia. 

“Sea huevito, no huevón”. Y mientras las cifras aumentan, muchos parten con desparpajo a la playa, otros se saltan el toque de queda y organizan reuniones nocturnas, alguno juega golf en una plaza, otra va al supermercado sabiéndose portadora y, cómo olvidarlo, otro vuela a un matrimonio en Temuco sin esperar los resultados del test. Escenas muy distintas, pero todas de una indolencia que no podemos tolerar, porque cuesta vidas. 

“Sea huevito, no huevón”. Hoy, nuestra primera línea es el personal de salud: desde el profesional que se afana por acortar los tiempos de los resultados hasta aquel especialista que intuba en una UCI con más oficio que recursos. En Chile, a 36 días del comienzo del brote, hay 286 funcionarios de esa área contagiados; es decir, casi el 6% del total. Hay médicos que duermen en sus autos para no enfermar a sus familias. Hay enfermeras que llevan semanas sin abrazar a sus niños. Ese esfuerzo, esa entrega nos dejan en deuda profunda a todos chilenos. Debemos hacernos cargo no sólo con aplausos, sino con exigir que tengan las mejores condiciones posible para hacer su trabajo.

“Sea huevito, no huevón”. Esta crisis nos está poniendo a prueba a todos. La incertidumbre y la fragilidad nos carcomen en días de encierro. Es el momento de escuchar a quienes saben, a quienes nos dicen que para enfrentar las vacilaciones y los miedos, primero hay que aceptarlos. No es el momento de grandes metas, sino de las pequeñas del día a día. 

Los psiquiatras están conscientes y saben que el desafío recién comienza. En esta edición de The Clinic, Marco Antonio de la Parra reflexiona: “Un virus microscópico nos coloca en perspectiva y nos dice: ‘Tú no manejas nada. Yo te puedo hacer desaparecer’. Entonces, te das cuenta de que tu omnipotencia no sirve para nada, que necesitamos al otro, sus gestos, una conversación, todas esas cosas que dábamos por obvias”. 

Macarena Lescornez

Directora The Clinic

Comentarios
Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. -------------------------------- Sabía ud que... ME GUSTAN LAS ESCULTURAS GRIEGAS, AUNQUE A VECES NO TENGAN NI PIES NI CABEZA. -------------------------------- Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. --------------------------------