YouTube

“Si hay una forma de derrocarlo, hazlo”: Desclasifican documentos que comprueban la intervención ordenada por Nixon para desestabilizar el gobierno de Allende

“Seremos muy fríos y muy correctos, pero haciendo cosas que serán un verdadero mensaje para Allende y otros”, manifestó el presidente de Estados Unidos luego de decidir adoptar un enfoque "hostil" para enfrentar el gobierno de Allende.

El pasado 3 de noviembre se conmemoraron 50 años desde que Salvador Allende asumió la presidencia del país, fecha en la que se revelaron documentos secretos del Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, evidenciando la intervención ordenada por el presidente norteamericano, Richard Nixon, para desestabilizar el gobierno de la época.

Según el analista senior del Archivo sobre Chile, Peter Kornbluh, los documentos revelados por la organización “registran el propósito deliberado de los funcionarios estadounidenses de socavar la capacidad de gobernar de Salvador Allende y ‘derribarlo’ para que no pudiera establecer un modelo exitoso y atractivo para el cambio estructural que otros países podrían emular”.

Así, según consigna El País, se detalla que en su momento el presidente estadounidense manifestó que “si [Allende] puede demostrar que puede establecer una política marxista antiamericana, otros harán lo mismo”. Ante esto, el asesor de Seguridad Nacional, Henry Kissinger, se mostró de acuerdo, señalando que “tendrá efecto incluso en Europa. No solo en América Latina”.

Uno de los documentos desclasificados. Créditos: National Security Archive.

El temor era tal, que el propio Kissinger aseguró que “Chile podría terminar siendo el peor fracaso de nuestra Administración: ‘nuestra Cuba’ en 1972”, por lo que este propuso un enfoque “hostil” para enfrentar el gobierno de Allende y derrocarlo.

Así, en una reunión para determinar la postura de la Casa Blanca, el presidente Nixon señaló que “si hay una forma de derrocar a Allende, mejor hazlo”. “Nuestra principal preocupación en Chile es la posibilidad de que [Allende] pueda consolidarse y la imagen proyectada al mundo será su éxito”, explicaría más tarde el mandatario al equipo de seguridad nacional.

“Seremos muy fríos y muy correctos, pero haciendo cosas que serán un verdadero mensaje para Allende y otros”, agregó Nixon según las declaraciones registrados en los documentos.

En tanto, en un memorándum secreto titulado “Política hacía Chile”, se explicaba que “el presidente (Nixon) ha decidido que la postura pública de los Estados Unidos será correcta pero fría, para evitar darle al Gobierno de Allende una base sobre la cual reunir apoyo nacional e internacional para la consolidación del régimen”.

Asimismo, según el citado medio, en este texto se precisaba que para intervenir en Chile “funcionarios estadounidenses colaborarían con otros Gobiernos de la región –en particular Brasil y Argentina–, para coordinar esfuerzos contra Allende; se bloquearían silenciosamente los préstamos de los bancos multilaterales a Chile y se cancelarían los créditos y préstamos a la exportación de Estados Unidos; se reclutaría a empresas estadounidenses para que abandonaran Chile; y se manipularía el valor del mercado internacional de la principal exportación de Chile –el cobre– para dañar a la economía chilena”.

Comentarios