Parte la contienda senatorial en el sur: Van Rysselberghe desembarca en Ñuble y Hermes Soto asoma en Biobío

Mientras la expresidenta UDI sondea a su hermano diputado como senador en Biobío, el despliegue de su próxima campaña comienza a ser diseñada en la región de Ñuble. En Renovación Nacional, en tanto, confirman conversaciones con el exgeneral director de Carabineros para llegar a la Cámara Alta.

La propia expresidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, le pidió a Hermes Soto que fuera candidato a alcalde en la comuna de Los Ángeles para las próximas elecciones de abril. El exdirector general rechazó la oferta, al igual como lo hiciera frente al ofrecimiento de competir como gobernador en la misma zona. Porque los acercamientos gremialistas no han sido los únicos que ha recibido el exdirector desde el oficialismo.

Soto es amigo de hace años de Claudio Eguiluz, exvicepresidente de RN, cercano a Carlos Larraín y quien juega un rol clave en las tratativas locales de esa región. Es con él con quien Soto hoy mantiene conversaciones para desembarcar en política.

En las aproximaciones, que incluye a altos dirigentes del partido, avanza la idea de que la excabeza de Carabineros -quien debió dejar su puesto, en diciembre de 2018, tras el asesinato del comunero mapuche, Camilo Catrillanca– compita como senador por el Biobío, una de las circunscripciones más grandes de Chile y que comprende a la comuna de Concepción

Pero el posible desembarco de Soto sería parte de definiciones más amplias del oficialismo en la zona, que incluye, por lo pronto, a las regiones de Ñuble y Biobío. Con encuestas en mano, Van Rysselberghe comenzó una lenta salida del Biobío, donde la nueva mesa UDI agotará sus fuerzas para apoyar como senador al diputado Iván Norambuena

En su estrategia, JVR ya traza la idea de posicionar en su reemplazo a su hermano diputado, Enrique van Rysselberghe, lo que incluye -de ser necesario- solicitar primarias al partido y así dejar entre militantes de la zona la tarea de designar al candidato. En tal caso, la medición de fuerza entre Norambuena y el clan Rysselberghe, terminaría como una nueva batalla entre la actual directiva y la expresidenta.     

La jugada de la senadora y su equipo incluye un cronograma que ya ha sido socializado con dirigentes de la zona. La parlamentaria aprovechará el despliegue que ha tenido en las comunas de Ñuble que representa -fue electa en 2012 por Biobío y parte de Ñuble-, para cambiar su territorio electoral y desembarcar en la circunscripción 16. Según una encuesta que data de octubre pasado y que hizo llegar un dirigente regional a The Clinic, Van Rysselberghe aparece muy por encima del presunto candidato del Partido Republicano, Ignacio Urrutia.   

Para que el arribo de Soto fuera posible tenía que pasar primero su más importante prueba: que el Caso Catrillanca no tuviera vuelcos y su participación en los hechos se mantuviera en calidad de testigo. El lectura de la sentencia del caso se conocerá este 28 de enero a las 11 horas y Soto no forma parte del veredicto.     

Zanjado ese punto, Eguiluz y dirigentes nacionales de RN reconocen conversaciones para fichar al exalto mando de Carabineros. Su relación con la zona incluye ser hijo ilustre de las comunas de Chiguayante, Los Ángeles y Santa Bárbara. Fue ahí donde realizó su última actividad pública y es en una parcela en Chiguayante, donde pasa gran parte de su tiempo como retirado de la institución.   

Según dirigentes RN, Soto marca muy bien en las encuestas y sólo estarían esperando su decisión. Según operadores UDI, por el contrario, no sería tan potente, aunque sí con un alto conocimiento. 

Comentarios