Agencia UNO.

Corresponsales extranjeros responden a parada de carros de Paris: “Se está reflejando una realidad que muchos han constatado con reporteo serio y responsable”

Luego de que el ministro de Salud acusara al The New York Times y al The Washington Post de publicar algo falso respecto al supuesto exitismo de Chile por sus altos niveles de vacunación, pese a las preocupantes cifras de contagio, la ACPI sostuvo que "la columna de opinión de Yasna Mussa, en el Washington Post, y el reportaje del periódico The New York Times, de nuestra periodista asociada Pascale Bonnefoy, recogen una realidad que a diario observamos los corresponsales en Chile y que hemos tenido el deber de difundir hacia el extranjero”.

Durante la jornada de este jueves la Asociación de Corresponsales de la Prensa Internacional en Chile (ACPI) emitieron un comunicado público en el que responden al ministro de Salud, Enrique Paris, quien acusó de mentir al Washington Post y al The New York Times por dos publicaciones que apuntaban a la “falsa sensación de confianza” instalada por el gobierno por la velocidad de vacunación, pese a las preocupantes cifras por el Covid-19.

El secretario de Estado culpó a ambos medios de ponerse “de acuerdo para transmitir esta noticia, esta noticia no es verdad”.

Añadió que “tenemos derecho a estar orgullosos del trabajo que hacen nuestros funcionarios de salud, estar orgullosos de lo que hace el ISP”.

Pues bien, la ACPI sostuvo que “la columna de opinión de Yasna Mussa, en el Washington Post, y el reportaje del periódico The New York Times, de nuestra periodista asociada Pascale Bonnefoy, recogen una realidad que a diario observamos los corresponsales en Chile y que hemos tenido el deber de difundir hacia el extranjero”.

Precisan, además, que “no informamos hacia el exterior para atacar a un gobierno, menos en momentos tan críticos, sino que recogemos datos e información de distintas fuentes para dar a conocer la situación en Chile, tal como nuestros colegas han hecho al dar cuenta de sistemas sanitarios colapsados como ha ocurrido en Europa, Estados Unidos y Brasil, por ejemplo”.

En este punto aseguran que la prensa internacional “solamente está reflejando una realidad que muchos han constatado con reporteo serio y responsable, por lo que lamentamos que autoridades nacionales acusen a un medio de escribir falsedades simplemente porque no están de acuerdo con artículos publicados por corresponsales”.

“Ejercemos la libertad de expresión y de opinión con responsabilidad, ética y profesionalismo”, cerraron.

Comentarios