Personas con Mascarillas

Pixabay

Alemania está a favor de eliminar gradualmente las mascarillas

"Con la incidencia a la baja deberíamos proceder de forma gradual. En un primer paso se puede eliminar la obligación de usar mascarilla en exteriores. En regiones con una incidencia muy baja y una elevada cuota de vacunación, paso a paso también en interiores", dijo el ministro de Salud, Jens Spahn, en declaraciones al grupo mediático Funke.

Alemania a través de su ministro de Sanidad, Jens Spahn, se pronunció hoy a favor de eliminar gradualmente las mascarillas ante la positiva evolución de la pandemia, con una bajada consolidada de la incidencia y el avance de la campaña de vacunación.

“Con la incidencia a la baja deberíamos proceder de forma gradual. En un primer paso se puede eliminar la obligación de usar mascarilla en exteriores. En regiones con una incidencia muy baja y una elevada cuota de vacunación, paso a paso también en interiores”, dijo Spahn en declaraciones al grupo mediático Funke.

En una rueda de prensa ordinaria, el portavoz de Sanidad, Hanno Kautz, precisó que con estas declaraciones el ministro se refiere “a la situación actual”, y por lo tanto se podría comenzar a renunciar ya ahora al uso de la mascarilla.

“Se trata siempre de la combinación de situación y medidas. La situación se refiere a incidencias bajas”, dijo, y advirtió, aún así, de que “sigue existiendo un riego de contagio en exteriores, aunque sea menor que en interiores”.

Agregó que en toda la normativa relativa a las medidas contra la covid el Ministerio de Sanidad siempre se ha pronunciado a favor de un proceder uniforme entre los diferente estados federados, también ahora en este caso.

La portavoz adjunta del Gobierno, Martina Fietz, expresó por su parte la satisfacción por la bajada de la incidencia y se refirió a la necesidad de levantar “poco a poco” las restricciones, pero pidió no relajar las medidas demasiado rápido, también en lo que se refiere al uso obligatorio de la mascarilla, y en particular en interiores.

Abogó por mantener la disciplina y la prudencia, sobre todo en vista a las mutaciones, “que pueden ser peligrosas”.

Las autoridades sanitarias alemanas verificaron menos de mil nuevos contagios con coronavirus en un día por primera vez desde el 21 de septiembre, con 549 casos confirmados, frente a 1.117 casos hace una semana.

En tanto, el número de muertos con o por covid-19 en un día asciende a diez, frente a 22 el pasado lunes, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada madrugada.

La incidencia acumulada en siete días continúa bajando y se sitúa en el conjunto del país en 16,6 nuevos contagios con coronavirus por cada 100.000 habitantes -con 13.790 casos en una semana- frente a 17,3 ayer y 24,3 el pasado lunes, mientras que la cifra de casos activos se sitúa actualmente en unos 45.100.

En Alemania, hasta el domingo habían recibido la pauta completa de la vacuna 21.812.429 personas, el 26,2 % de la población, y 40.213.007 (el 48,4 %), la primera dosis.

Comentarios