Las autoridades de Gobierno, Paula Daza y Katherine Martorell, anunciaron denuncia contra Alejandro Gil, presidente de Clínica Las Condes

Agencia Uno

Por “apropiación indebida”: Gobierno denuncia a Alejandro Gil, presidente de la CLC, tras escándalo de “vacunación VIP”

En la denuncia presentada por el Ejecutivo se señala además que Gil tras recibir la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19 "habría realizado acciones directas destinadas a asegurar la impunidad de su actuar".

El escándalo por el caso de “vacunación VIP” que acusado en contra del presidente del directorio de la Clínica Las Condes (CLC), Alejandro Gil, tuvo una nueva repercusión luego de que el Gobierno anunciara una denuncia en contra de este por “apropiación indebida”.

Cabe recordar que el presidente de la clínica, que había sido vacunado con las dos dosis de Sinovac, fue acusado de exigir que se le aplicara una tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer, argumentando que tras realizarle un examen de anticuerpos había registrado una inmunidad inferior.

De acuerdo a la información dada a conocer por CIPER el documento de la denuncia fue firmado por la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, y la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell.

En la denuncia se precisa además que Alejandro Gil y Andre Gaete “habrían exigido a las funcionarias que se encontraban en el lugar, esgrimiendo su calidad de Presidente del Directorio, el primero, y de Gerente de Enfermería, la segunda, que le hicieran entrega y suministraran a Gil una dosis de Pfizer-BioNTech (…) contraviniendo los protocolos de la autoridad sanitaria”.

En el escrito desde el Gobierno agregan que “una vez que Gil se habría apropiado indebidamente de una dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech, que se encuentra destinada por la autoridad sanitaria del país para ser suministrada a los niños, niñas y adolescentes que viven en Chile, Gil habría realizado acciones directas destinadas a asegurar la impunidad de su actuar”.

Sobre este punto detallan que dichas acciones consistieron en “presentar un certificado médico, de fecha 5 de julio de 2021, dos días después de que ya había exigido la inoculación a su respecto con tercera dosis, donde justificaba su actuar en la indicación médica de la inoculación”.

Sumado a esto, se acusa a Gil de despedir “a la funcionaria Carla Andre Garrido Ortiz, que, cumpliendo con las exigencias que impone la autoridad sanitaria, informó el Evento De Error De Programación mediante formulario a la Seremi Metropolitana de Salud”.

Comentarios