Foto: Agencia Uno

Camila Rojas proyecta un escenario de segunda vuelta para el FA: “Debemos tener una línea muy clara de no gobernar con los partidos de la ex Concertación”

La nueva secretaria general de Comunes pone en perspectiva un escenario de eventual segunda vuelta, donde da un portazo a los partidos de centro izquierda -ahí donde compiten Paula Narváez (PS), Yasna Provoste (DC) y Carlos Maldonado (PR)-, a pesar de los guiños del abanderado de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, por ampliar el universo político de su conglomerado. Asimismo, la legisladora entra al debate de la estrategia parlamentaria de su bloque: una lista única de candidaturas al Congreso "para que no afecte a la candidatura" de Gabriel Boric.

Han pasado nueve días desde las primarias presidenciales de Apruebo Dignidad y Camila Rojas sigue observando el detalle de los resultados que dieron a Gabriel Boric como ganador. Hoy en día, la diputada frenteamplista es la nueva secretaria general de su partido -Comunes- y, en su nuevo rol, trata de encontrar las pistas que expliquen la clave de la victoria del abanderado presidencial de su conglomerado frente a quien fuera su contendor comunista, el alcalde de Recoleta Daniel Jadue.

Rojas adquirió esta nueva tarea en Comunes como parte de una directiva transitoria, hasta que a fin de año se realicen elecciones democráticas en la interna partidaria. En este grupo se decidió mantener tres cargos de la dirección anterior, como el presidente Jorge Ramírez, y agregar 7 nuevos integrantes a la mesa directiva. Dentro de los nuevos nombres de la directiva, se suman como vicepresidentas las activistas Doris González y Carolina García, la ex candidata a convencional constituyente, Emilia Schneider y el alcalde de Macul Gonzalo Montoya, quien en las primarias apoyó la candidatura de Daniel Jadue. Todo pensando en la inscripción de listas parlamentarias y en la campaña presidencial.

Paralelamente a lo que ocurre en el terreno electoral, Camila Rojas lidera una Acusación Constitucional contra el ministro de Educación, Raúl Figueroa, por lo que trabaja en conseguir todos los apoyos para destituirlo de su cargo. En medio de este escenario, y tres minutos después de un temblor de magnitud 4,9 en escala Richter que se sintió en su casa de San Antonio, la diputada contestó el teléfono a The Clinic.

¿Cuál es su balance de las primarias?

Me pilló un poco de sorpresa la victoria. En ninguno de los escenarios me imaginé que Gabriel ganaría por tanto, por este 60% y con más de un millón de votos. Boric no era candidato hace tanto, se inscribe a último momento, cuando logra juntar las firmas. Yo creo que la victoria pasa por los debates, la franja y el despliegue en terreno, porque ahí además se logró la convocatoria tan amplia. Si uno lo compara con las primarias de 2017 entre Beatriz Sánchez y Alberto Mayol, pasamos de un total de 300 mil votos a 1,7 millones. 

¿Cómo se logró crecer tanto en 5 años?

Yo creo que pasa por la conformación del Frente Amplio. Desde sus raíces está ligada a los procesos de transformación que se han vivido en el país en la última década. Ahí nos hemos sostenido de una forma bastante coherente.

En ese tiempo se reacomodaron muchas piezas. Algunos de sus ex miembros se fueron con la ex Concertación y otros con la derecha. ¿Afianzó el Frente Amplio una solidez ideológica o todavía falta?

Sí. Evidentemente que somos un proyecto más sólido ideológicamente que cuando partimos, pero ese proceso de solidez se ha construido al calor del 18 de Octubre y de una pandemia. Entonces, en definitiva hemos aprendido en caliente cómo hacer política institucional y eso nos ha ido formando como coalición. Esas mismas salidas son evidencia de que hoy somos una coalición con líneas ideológicas más claras.

¿Y esa solidez es suficiente para ofrecer gobernabilidad?

Si se nos exige la gobernabilidad de la ex Concertación, no. Porque si gobernabilidad es excluir y desmovilizar a los actores sociales, nosotros no vamos a ofrecer la misma gobernabilidad de la ex Concertación. 

Camila Rojas asegura que, en un eventual gobierno del Frente Amplio, “hay que evitar a toda costa lo que ocurrió post dictadura con esta transición que nunca terminaba. No vamos a quedar bien con todos, pero vamos a responder a las demandas de las mayorías que se han expresado en la calle y en las urnas”.

¿Cuál es la gobernabilidad que puede ofrecer el Frente Amplio?

Lo que nosotros estamos ofreciendo es verdaderamente hacer un giro de timón en cómo se ha administrado el Estado y el modelo de desarrollo que Chile tiene. Lo que podemos ofrecer hoy es hacer los cambios que han estado presentes en todos los años de movilización, hay que evitar a toda costa lo que ocurrió post dictadura con esta transición que nunca terminaba. Nosotros tenemos que hacer todo lo contrario y eso significa quebrar huevos. No vamos a quedar bien con todos, pero vamos a responder a las demandas de las mayorías que se han expresado en la calle y en las urnas.

¿Por qué el FA pudo ganarle a Daniel Jadue en primarias y no a Claudio Orrego en gobernadores regionales con Karina Oliva?

Son elecciones distintas. La primaria era de izquierda y la elección de gobernadores no. En la segunda hubo mucha campaña del terror contra Karina y eso se nota cuando uno ve los resultados. Lo que hay que analizar es la estrategia de campaña y ahí Gabriel mostró una diferencia en los debates que fue muy importante. En el caso de Karina hubo mucho ataque y no se respondió bien. Así que obviamente la evaluación es que nos faltó saber enfrentarnos a los ataques.

Esa campaña del terror también se puede dar en la primera vuelta enfrentado a las otras fuerzas. ¿Cómo tienen que enfrentarlo?

Estoy segura de que va a haber campaña del terror. La semana pasada Gabriel decía “yo soy de izquierda”. Cuando dice eso, y teniendo un proyecto con una clara proyección de cambios, claro que van a haber ataques. Y tenemos que aprender de nuestros errores para manejar esa situación. De todas formas este Chile no es el mismo de los noventa, confío en eso. Así que tenemos que trabajar sobre una posible campaña del terror y creo que entre más gente vote, va a ser mejor para nosotros.

Por un lado, Comunes dijo que hay que acabar con la ex Concertación. Pero Boric se ha mostrado abierto a apelar al electorado de los sectores más progresistas de la centro izquierda. No es contradictorio desmarcarse de ellos y apuntar a su electorado?

Mientras más gente podamos convocar, mejor. Sí o sí tenemos que convocar más personas. Como Apruebo Dignidad no nos alcanza con quienes votaron en la primaria, así que tenemos que convocar más personas. Es evidente que en la primaria votaron quienes antes votaban por la Concertación. Creo que ahí hay un mundo de personas que tenemos que trabajar para que vaya a la presidencial a votar y quiero pensar que esa gente fue decepcionada de los partidos tradicionales y que ahora ve en el Frente Amplio una alternativa. 

¿Estarían dispuestos a pactar con los partidos de la ex Concertación si pasan a segunda vuelta contra Sichel?

Nosotros podemos aceptar el apoyo de esos partidos en segunda vuelta, pero no creo que el PPD nos pueda decir que nos da los votos a cambio de entrar al gobierno. El mandato popular hacia nosotros es lo contrario. Debemos tener una línea muy clara de no gobernar con los partidos de la ex Concertación. En el caso específico del PS creo que tiene harta gente valiosa, pero yo no me acercaría a las cúpulas socialistas. Todos los partidos tradicionales están en la agonía y nosotros no tenemos por qué darles oxígeno.

Gabriel Boric está tratando de convocar a las fuerzas más progresistas. Yasna Provoste dio una señal de apuntar también al mundo más progresista de la centro izquierda. ¿Le preocupa que Provoste le quite votos a Boric?

Evidentemente hay gente que se va a cuestionar si es que vota por Gabriel o por Yasna, pero nosotros apuntamos a públicos distintos. Por eso remarco que tenemos que crecer hacia un mundo desencantado y movilizado, ahí está nuestra convocatoria. Yo valoro el trabajo de Yasna en el Senado, es una persona con la que se puede contar en muchos momentos de votación y de empujar proyectos. Es claramente del sector más progresista de la DC. Pero las cúpulas de su partido, ¿van a estar con ella igual?. Si no ¿con quien va a gobernar?.

Pero igual van a pelear votos…

Sí, así son las elecciones. Es un sólo universo de votantes y todo está en disputa, y está bien que lo asumamos así

Rojas dice que, si Boric pasa a segunda vuelta con Sichel, “no creo que el PPD nos pueda decir que nos da los votos a cambio de entrar al gobierno. El mandato popular hacia nosotros es lo contrario. Tenemos que tener una línea muy clara de no gobernar con los partidos de la ex Concertación”.

Daniel Jadue dijo hace un tiempo que no hay ninguna posibilidad de ser ministro de Gabriel Boric, porque esos cargos son de confianza del Presidente. ¿Está asegurado el apoyo del PC a Boric?

Sobre eso puedo decir tres cosas: me gusta el trabajo de Jadue en Recoleta, creo que la votación que obtuvo él con Chile Digno fue muy importante y, por último, no dudo por ningún segundo del apoyo del Partido Comunista a Gabriel. Conozco los compromisos que toma el PC y por lo tanto no tengo dudas. Creo que lo que dijo Daniel es legítimo, porque además es alcalde.

Pero tampoco se ha definido si Apruebo Dignidad irá en listas separadas a las parlamentarias…

Es real que está abierta esa discusión. Yo ahí solo puedo dar mi opinión, que lo mejor para Apruebo Dignidad es que vayamos en una lista única parlamentaria que apoye a Boric. Pero la discusión está en caliente aún.

¿Perjudica a Gabriel Boric que Apruebo Dignidad vaya en listas separadas a las parlamentarias?

Es que creo que hay que hacer todo lo posible para que no sea así. 

O sea que sí lo perjudica…

Sí, porque en el caso de que vayamos en listas separadas con el PC, tenemos que pensar en un modelo para que no afecte a la candidatura de Boric. Sería mejor que no haya ningún riesgo asociado.

En esta discusión que está en caliente, se ha hablado de una posible candidatura presidencial de la Lista del Pueblo, ¿Existe el temor de que ellos seduzcan más al PC que el FA?

Yo creo que el PC va a estar 100% apoyando la candidatura de Gabriel porque es un compromiso. Además, creo que nosotros en Apruebo Dignidad tenemos el deber de conversar con todas las fuerzas transformadoras. Así que, si el PC avanza en conversaciones con la Lista del Pueblo, me parece bueno para la coalición.

Gioegio Jackson dijo que fue el programa del FA el que ganó en las primarias. Boric matizó esa declaración diciendo que “aquí no es el que gana se lo lleva todo” ¿Con cual de las dos posturas se queda usted?

Con la de Gabriel. Desde el principio se habló de que hay que hacer un trabajo programático unitario. Hay elementos que conversar con el PC y pueden ir surgiendo nuevos elementos en estos meses de aquí a fin de año, no creo que sea estático. Creo que hay un punto en lo que dice Jackson, de que tenemos principios y que el programa no va a mutar totalmente.

La diputada asegura que Apruebo Dignidad todavía está en conversaciones para ver si van a una lista unitaria o separada a las parlamentarias. Cree que ir separados afectaría a Boric “porque, en el caso de que vayamos en listas separadas con el PC, tenemos que pensar en un modelo para que no afecte a la candidatura de Boric. Sería mejor que no haya ningún riesgo asociado”.

Acusación Constitucional

¿Qué futuro le ve a la Acusación Constitucional contra el ministro de Educación, Raúl Figueroa?

Veo el futuro de que vamos a destituir al ministro de Educación.

¿Por qué tanta seguridad?

Porque creo que los antecedentes de la acusación están bien sustentados, eso en primer lugar. Nosotras no quisimos poner la disputa entre si es que hay que volver o no a clases, porque sabíamos que es una posición cómoda para el gobierno. Creo que la información, que el mismo ministerio de Educación dispone, nos acompaña en los argumentos.

O sea, ¿van a tratar de convencer en el ámbito más técnico?

Si, pero ese tecnicismo tiene un impacto en las condiciones laborales de los y las trabajadores. Esa es nuestra principal apelación y creo que es una fortaleza, porque cuando dices que el ministerio no puso recursos en la Pandemia, ya es grave. Pero cuando dices que en 1.600 establecimientos, pese a que aumentaron la matrícula, llegaron menos recursos, es más grave. Eso es lo que esperamos corroborar en este momento. Para mi es muy importante que los diputados puedan ver la situación de los establecimientos de sus distritos, porque la gestión del ministro ha tenido impacto directo en las comunidades.

¿Y cómo se ven los apoyos al interior de la Cámara?

Tenemos firmas de todos los sectores de la oposición. Fue firmada por el diputado Mario Venegas, que es DC y presidente de la comisión de Educación. También por Marcela Hernando, que es del Partido Radical y todos los demás partidos de oposición. Eso da una garantía, pero el uno a uno es relevante y vamos a estar trabajando en aquello también.

Cuando se rechazan las acusaciones, los ministros se fortalecen. ¿Teme que exista ese riesgo?

Nosotros asumimos ese riesgo, porque nuestro deber está en plantear con argumentos y por la vía institucional las irregularidades en la gestión en Educación. 

Comentarios