Macron

EFE

Macron contrarresta a los antivacunas del Covid-19 con esta ofensiva por redes sociales

A través de las redes sociales Instagram y Tik Tok, las más utilizadas por los jóvenes, Macron subió un vídeo que se grabó a sí mismo, vestido con una camiseta informal, en el que invitó a que le planteen sus preguntas sobre la covid.

El presidente francés, Emmanuel Macron, interrumpió brevemente este lunes sus vacaciones para contrarrestar a través de las redes sociales a los “antivacunas” y se dirigió a los más jóvenes para proponerles responder directamente a sus dudas sobre la pandemia.

A través de las redes sociales Instagram y Tik Tok, las más utilizadas por los jóvenes, Macron subió un vídeo que se grabó a sí mismo, vestido con una camiseta informal, en el que invitó a que le planteen sus preguntas sobre la covid.

“Sé que muchos de vosotros tenéis preguntas, miedo, escucháis falsas informaciones, falsos rumores, a veces tonterías”, señala el presidente, que asegura que ha decidido “responder directamente” a esas preguntas.

“Adelante, planteádmelas y trataré de ser lo más directo y lo más claro posible”, añade.

Macron afirma que la vacuna es “el único arma” contra la nueva ola de la pandemia y recuerda que más de 42 millones de franceses han recibido ya una dosis y más de 35 millones la pauta completa.

Su vídeo recibió en las primeras cuatro horas en Instagram casi 107.500 “me gusta” y unos 11.000 comentarios, entre los que se le pregunta si será necesaria una tercera dosis, por qué deberían confiar en la vacuna, si puede tener efectos secundarios a largo plazo o si puede reducir incluso la esperanza de vida.

El presidente, que se encuentra en la residencia oficial estival de Bregançon, en el sur del país, para disfrutar de unos días de vacaciones, lanzó esta iniciativa ante el auge que están tomando las protestas contra sus políticas para frenar la covid.

El pasado sábado, más de 200.000 personas se manifestaron en todo el país contra el certificado sanitario para acceder a la mayor parte de los lugares públicos y contra la obligación de vacunarse a los sanitarios.

Se trata del tercer sábado consecutivo en el que se producían este tipo de manifestaciones, que han ido aumentando el número de participantes, desde los 110.000 de la primera convocatoria hasta los 161.000 de la segunda.

En las protestas se mezclan todo tipo de reivindicaciones, desde los que están en contra del certificado sanitario hasta quienes se oponen a la vacuna.

Con el certificado sanitario, que debe entrar en vigor el próximo día 9 si este jueves es validado por el Consejo Constitucional, el Ejecutivo pretende frenar la ola de contagios y, al tiempo, fomentar la vacunación entre los escépticos.

En los últimos días, la presión hospitalaria ha crecido en el país, con un incremento del número de ingresos, incluido en cuidados intensivos, donde desde hace tres días se sitúa por encima del millar de camas ocupadas por enfermos del covid.

El número de contagios diarios ronda los 25.000 y la tasa de positividad supera el 4 %.

Comentarios