Un planeta parecido a Venus ha sido descubierto fuera del sistema solar y sería una pieza clave para averiguar si existe vida en otros mundos.

PIXABAY

Con telescopio del norte de Chile: astrónomos descubren planeta clave para buscar vida en otros mundos

"Finalmente nos estamos acercando cada vez más a la detección de un planeta terrestre en la zona habitable de su estrella", explica Olivier Demangeon, autor principal de este nuevo estudio.

Este viernes, la revista Astronomy & Astrophysics reveló que un equipo de astrónomos europeos descubrió, fuera del sistema solar, un planeta con la mitad de la masa de Venus.

Utilizando el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral (VLT de ESO) en Chile para descubrir este nuevo sistema planetario llamado L 98-59, por la cercanía que tiene con la estrella del mismo nombre, este nuevo exoplaneta podría encontrarse dentro de una zona habitable.

El planeta que está en esa “zona habitable” puede tener una atmósfera que podría proteger y mantener vida“, asegura María Rosa Zapatero Osorio, astrónoma del Centro de Astrobiología de Madrid, quien además es una de las autoras del estudio publicado hoy en Astronomy & Astrofísica.

Los resultados de este descubrimiento son un paso importante para la investigación y búsqueda de vida en planetas del tamaño de la Tierra que se encuentran fuera del Sistema Solar.

La detección de biofirmas (sustancias que proporcionan pruebas científicas de existencia de vida) en un exoplaneta depende de la capacidad de estudiar su atmósfera, sin embargo, los telescopios actuales no son lo suficientemente grandes para lograr la resolución necesaria para hacer esto en planetas pequeños y rocosos.

Este sistema planetario es un objetivo atractivo para futuras observaciones de atmósferas de exoplanetas: Orbita una estrella a solo 35 años luz de distancia y ahora se ha descubierto que alberga planetas rocosos, como la Tierra o Venus, que están lo suficientemente cerca del sol como para ser cálidos.

Por otra parte, gracias al aporte del telescopio VLT de ESO ubicado en nuestro país, los científicos pudieron detectar que este nuevo planeta podría contener hasta un 30% de agua en su interior, o en su atmósfera, que lo convertiría en un “mundo oceánico”.

“Nosotros, como sociedad, hemos estado persiguiendo planetas terrestres desde el nacimiento de la astronomía y ahora finalmente nos estamos acercando cada vez más a la detección de un planeta terrestre en la zona habitable de su estrella, del cual podríamos estudiar la atmósfera”, explica Olivier Demangeon, investigador del Instituto de Astrofísica y Ciencias de la Universidad de Oporto en Portugal, quien además es el autor principal de este nuevo estudio.

Volver al Home

Comentarios