Yasna Provoste. Foto: Agencia UNO

Proyecto de aborto enreda a Provoste: Abanderada golpea la mesa tras ser rechazado con voto DC

La diputada y vicepresidenta de la Falange, Joanna Pérez, inclinó la balanza en contra de la iniciativa en su primer trámite en la Comisión de Mujeres, pese al compromiso que había asumido su abanderada presidencial. Así, en medio de críticas del resto de la oposición, la abanderada de la DC salió a desmarcarse de dicha postura, asegurando que “las mujeres merecemos más” y adelantando que se la “jugará” para conseguir los votos de los diputados de su partido cuando la iniciativa se vote en el hemiciclo de la Cámara Baja.

La Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara Baja finalmente rechazó la idea de legislar el proyecto de ley que despenaliza el aborto dentro de las primeras 14 semanas de gestación. De las 13 diputadas que conforman el organismo, siete votaron en contra. Entre ellas, la diputada Joanna Pérez (DC).

Durante su intervención, la legisladora y vicepresidenta de la falange, argumentó que “este proyecto no resguarda debidamente los derechos de las mujeres y tampoco es un proyecto que respete la vida en todas sus dimensiones, razones por las cuales yo, como demócrata cristiana y por lo que represento, no puedo votarlo a favor y espero que cada postura se respete”.

De este modo, Pérez terminó votando alineada con las seis diputadas del oficialismo: María José Hoffmann y Nora Cuevas (UDI); Karin Luck, Francesca Muñoz y Ximena Ossandón (RN); y la independiente Virginia Troncoso (ex UDI).

La situación no pasó desapercibida para la candidata presidencial de al DC, Yasna Provoste, quien salió a golpear la mesa: “He sido clara y lo reitero: la despenalización del aborto no es un tema valórico sino de DD.HH. de las mujeres y mi compromiso está en que el proyecto sea aprobado”.

“Me la jugaré para que los diputados DC apoyen en la sala la iniciativa. Las mujeres de Chile merecemos más”, añadió la presidenta del Senado quien había sido interpelada en los últimos días por esta materia.

La posición de Yasna

El aborto es un tema que históricamente ha complicado a la Democracia Cristiana. De hecho, la propia Yasna Provoste no siempre ha tenido la misma posición.

En la discusión del proyecto de aborto en tres causales en 2016, cuando la actual presidenta del Senado era diputada, votó en contra de la causal de inviabilidad fetal, junto a sus compañeros de bancada: Marcelo Chávez, Iván Flores, Jorge Sabag, Mario Venegas y Matías Walker.

Ya como candidata presidencial, en una entrevista con The Clinic, recordó que dicha posición no estaba motivado por temas religiosos. Aún así, se mostró abierta a discutir la interrupción voluntaria del embarazo para integrarlo a su programa de gobierno.

“Creo que un país como el nuestro no puede eludir ninguna conversación, no puede eludir ningún debate. Uno podrá estar a favor o podrá estar en contra, pero lo que sí tiene que ser capaz de hacer, es motivar y garantizar espacio de diálogo, debate y de deliberación democrática”, dijo en esa oportunidad.

Sin embargo, mucho más enérgica se mostró en el debate presidencial de Unidad Constituyente, cuando fue interpelada por Carlos Maldonado y Provoste separó aguas: Una cosa eran sus creencias religiosas y otra muy distinta su rol como “mujer de Estado”, mostrándose a favor del proyecto que se discute en el Congreso.

Durante esta semana, Provoste fue interpelada por una de las redactoras del proyecto, la diputada Maite Orsini (RD), le preguntó si su partido iba a enfrentar esta votación “con las mujeres o con la iglesia”.

La respuesta de la presidenta del Senado no se hizo esperar y reafirmó la misma posición que ya había esbozado en el debate presidencial: “Creo que estos temas no son temas valóricos, son temas de derechos humanos”. Sin embargo, a su vez, remarcó -en referencia a Joanna Pérez- que “uno tiene respeto por los liderazgos femeninos” y que no pretende “bajar una línea a una persona que ha sido electa ciudadanamente”.

Fuego amigo

Tras la votación en la Cámara Baja, tanto Joanna Pérez como Yasna Provoste fueron los principales blancos de críticas por parte de personeros de la oposición. La primera por su posición, la segunda por la incapacidad de convencer a su propio sector.

La presidenta del PPD, Natalia Piergentili, sostuvo que pese al compromiso de su abanderada presidencial “la DC da la espalda a las mujeres y vota en contra de la despenalización del aborto en la comisión. Espero que la senadora cuadre a su partido con el derecho a las mujeres”.

Por su parte, la diputada Maya Fernández (PS) lamentó la posición de Joanna Pérez. “Es una pena que esté en contra de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres (…) lo único que se pedía era que las mujeres no fueran presas por abortar”, manifestó.

En medio de una actividad de campaña, la candidata presidencial del PS, Paula Narváez, criticó que “hoy el conservadurismo sigue impidiendo las transformaciones que Chile necesita” y aseguró que su convicción “está en ampliar los derechos y los cuidados de las mujeres, así lo reafirmamos en nuestro programa de gobierno”.

Más enérgica fue la diputada Camila Rojas (Comunes), quien expresó que “quienes se oponen se llenan la boca con ‘los daños y secuelas’ para mujeres. Lo que daña es la clandestinidad y el estigma, con eso tenemos que terminar”.

Los cuestionamientos no sólo provinieron de la oposición, sino también hubo ruido al interior de la DC. La vicepresidencia nacional de la mujer del partido, en su cuenta de Twitter, salió a defender el proyecto asegurando que “sin despenalización, la interrupción del embarazo seguirá castigando a las mujeres más vulnerables y sólo será una alternativa segura para los sectores privilegiados”.

Quien encabeza dicha entidad es Camila Avilés, concejala de Renca y enfermera de profesión, quien enfoca la discusión desde una óptica de salud pública: “Yo pienso distinto a la diputada Pérez, sin embargo, la respeto en su postura. Pero ya ha pasado el tiempo en que en nuestro país puedan tener acceso a realizarse abortos quienes tienen más recursos, y quienes no tengan, no estén asegurados”.

A su juicio, al interior de la DC es importante abordar la discusión en torno al aborto e incluso analizar la posibilidad de que forme parte del programa de gobierno de Yasna Provoste. Sin embargo, subraya que “no solamente hay que despenalizar, sino que también hay que asegurar que las condiciones de salud estén para las mujeres de Chile”.

Comentarios