La empresa escocesa de whisky, Glenfiddich, convierten los desechos de su producción en biogás para movilizar sus camiones.

YouTube

Glenfiddich: La empresa que utiliza residuos de whisky como bencina para sus camiones

Para crearlo mezclan bagazo con "pot ale", uno de los residuos del whisky. La mezcla se somete a un proceso de metanización lo que termina produciendo un biogás en bajo contenido de carbono.

Los dueños de la destilería Glenfiddich han encontrado el combustible perfecto para bajar sus emisiones de carbono, utilizando los residuos del whisky.

El combustible lo producen mediante la combinación de bagazo, granos de cebada mojados, y “pot ale”, un líquido amarillento residuo del whisky.

Esta mezcla produce un gas con bajo nivel de contaminación, el cual funciona como biogás. Este, compuesto en su mayoría por metano, es capaz de potenciar los tres camiones adaptados para recibir el combustible y así transportar los productos.

“Ahora tenemos vehículos que pueden transportar nuestra mercancía en todo el país utilizando una fuente de energía renovable con muy bajo contenido en carbono“, explicó a la AFP la directora de Glenfiddich Whisky, Kirsty Dagnan.

Por otro lado, Dagnan explicó que “los tres camiones adaptados que utilizan el nuevo biocarburante elimina la emisión de unas 250 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera”.

Además, según consigna Radio Bío Bío, el descubrimiento fue elogiado por la asociación medioambiental WWF por reducir considerablemente las emisiones de gas de efecto invernadero en comparación con otros combustibles.

La empresa espera poder ampliar su combustible a 20 camiones y al resto de su producción.


Volver al Home

The Clinic Newsletter
Comentarios