El fenómeno astronómico denominado Luna Azul será visible durante las noches del 22 y 23 de agosto.

PIXABAY

Luna Azul: cuándo podremos ver este evento astronómico en Chile

A pesar de su nombre, la luna no cambiará de color durante esos días, sino que se podrá apreciar en todo su esplendor debido a que se encontrará a una distancia de 389,546 kilómetros.

El 22 y 23 de agosto, desde Chile se podrá ver el fenómeno astronómico de la Luna Azul o Blue Moon, que ocurre solo cuando hay dos lunas llenas en un mismo mes calendario.

A pesar de su nombre, la luna no cambiará de color durante esos días, sino que se podrá apreciar en todo su esplendor debido a que se encontrará a una distancia de 389,546 kilómetros.

Según la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA), el hecho de que coincidan dos lunas llenas en un mismo mes no tiene ninguna influencia física en el satélite, lo que quiere decir que no cambian sus propiedades.

Entonces, ¿por qué el fenómeno lleva el nombre de Blue Moon?

A través de su sitio web, la NASA explica que la definición de Luna Azul surgió en la década de los 40 del siglo XX.

“Usualmente, los meses solo tienen una luna llena, pero a veces una segunda se cuela. Las fases llenas están separadas por 29 días, mientras que la mayoría de los meses tiene 30 o 31 días de duración, por lo que es posible que quepan dos lunas llenas en un solo mes. Esto ocurre cada dos años y medio en promedio”, detallan.

A pesar de los dichos de la NASA, aún no hay una explicación concreta para el por qué de este nombre, sin embargo, se dice que puede venir del antiguo término inglésblewe“, que significa “traición“, pasando luego a “blue” por el parecido al pronunciarse.

Lo cierto, es que la NASA aseguró que “la Luna es el objeto más brillante en nuestro cielo nocturno, el segundo más brillante en nuestro cielo diurno”.

Agregando que “se puede ver en cualquier parte del mundo: desde el remoto y oscuro desierto de Atacama en Chile hasta las calles brillantemente iluminadas de Tokio“.

Además, a pesar de que el fenómeno de la Luna Azul se podrá apreciar sin problemas en América Latina, se recomienda hacerlo desde un lugar que no tenga tanta contaminación lumínica para disfrutarlo aún más.


VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios