Jaime Mañalich y su inesperada candidatura senatorial por la RM: “Fue una decisión extraordinariamente difícil para mí”

Hace meses que los partidos del oficialismo le habían propuesto al ex Ministro de Salud ser candidato a senador por la RM. En todas esas oportunidades, el doctor Mañalich dijo que no. Una última conversación con Felipe Kast lo convenció para optar por una candidatura senatorial en calidad de independiente en el pacto Chile Podemos+, nueva identidad de la coalición oficialista con la que mantiene cautela: “Seamos honestos con nosotros mismos. Son cambios de nombre que pretenden generar un momento de renovación”, dice.

“No estoy disponible para ser candidato a Senador” es lo último que había dicho Jaime Mañalich públicamente, casi en tono de mantra, enfatizando siempre, tanto en público como en privado, su voluntad de dedicarse a la academia. Pero hoy el panorama es distinto: el ex Ministro de Salud está oficialmente inscrito como candidato a senador por la Región Metropolitana en el distrito 7 por el pacto oficialista Chile Podemos+. Irá como independiente, en un cupo de Evópoli, partido que jugó un rol importante para lograr convencerlo en el último minuto. 

Los efectos económicos de la pandemia, un Parlamento renovado y el desarrollo de la Convención Constituyente, son factores por los que Mañalich -asegura- aceptó el desafío senatorial. 

Después de haber rechazado por meses esta opción, ¿por qué aceptó finalmente ser candidato a senador? 

Fue una decisión extraordinariamente difícil para mí. Tuve peticiones desde hace muchos meses para que me presentara como candidato al Senado de los tres partidos (de Chile Podemos+) Yo contesté formalmente que no muchas veces. Pero en una conversación muy profunda con Felipe Kast (senador Evópoli), viendo la situación de Chile, que todavía seguimos en Pandemia, que lo que viene es extraordinariamente complicado en el punto de vista de educación, pobreza. Vamos a tener un parlamento renovado y, por otra parte, la Convención Constituyente… al final es el deber. Si la gente cree que uno debe aportar, así será, y dependerá de los electores si comparten lo mismo o no. 

Usted menciona la conversación con Felipe Kast, ¿es verdad que también lo llamó Sebastián Sichel y el propio Presidente Piñera para convencerlo?

No, no es verdad. Mi conversación siempre fue con los presidentes y la gente de los partidos. 

Fue una decisión extraordinariamente difícil para mí. Tuve peticiones desde hace muchos meses para que me presentara como candidato al Senado de los tres partidos (de Chile Podemos+) Yo contesté formalmente que no muchas veces”.

Pero antes de aceptar, ¿qué era lo que lo mantenía rechazando la candidatura al Senado? 

Después de dos periodos en el Ministerio de Salud que fueron extraordinariamente duros, sobre todo el último. Víctimas del Estallido Social, incertidumbre de toda naturaleza y después el inicio del manejo de una Pandemia de la cual no teníamos ninguna información, fue una cosa extraordinariamente dura. En ese contexto yo creía que ya había dado lo que me correspondía en el servicio público. Era el momento de darle la pasada a otros. Esos otros, no aparecieron. Hasta última hora se estaba negociando las listas. 

¿La forma en que salió del Minsal también influyó en rechazar en primera instancia el ser candidato a senador? 

Fue durísimo, pero después de los meses que han pasado yo ya sané de eso. La resiliencia ha funcionado. Estoy en un momento de tranquilidad. Además, independiente de las críticas iniciales, la evolución de la Pandemia dentro de Chile ha sido medianamente buena, con control de las políticas públicas. 

“Yo creía que ya había dado lo que me correspondía en el servicio público. Era el momento de darle la pasada a otros. Esos otros, no aparecieron. Hasta última hora se estaba negociando las listas”.

¿En qué se enfocará su campaña senatorial? 

El foco fundamental es que necesitamos mejorar la institucionalidad del país. Hoy tenemos un desprestigio de todas las instituciones, incluso hay que decirlo con mucho dolor, de la PDI en los últimos días. Esto hace que no haya confianza, y sin confianza no hay progreso, no hay paz, no hay equidad. Y enfrentamos una situación extraordinariamente compleja en el sentido de que hay más pobreza. La Pandemia no ha terminado, tenemos una brecha educacional que ha aumentado y, desde luego, desde la perspectiva mía, los pasos que hay que dar en Salud son gigantescos. 

El pacto parlamentario del oficialismo cambió de nombre, ahora es Chile Podemos+. ¿Estamos ante un nuevo ciclo en la centro-derecha? 

Seamos honestos con nosotros mismos. Son cambios de nombre que pretenden generar un momento de renovación y eventualmente refundación, tanto en la izquierda como en la derecha. Lo importante es ver en la cancha qué es lo que pasa, cuáles son los hechos concretos que reflejan que estamos frente a un nuevo ciclo. En ese sentido, para mí el tema fundamental es la capacidad de diálogo. Me entusiasma ver que la Convención Constituyente, que partió con dificultades, ha generado mecanismos de conversación. O sea, es posible. 

También puedes leer: Elecciones 2021: Los famosos que buscarán un cupo en el Congreso


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

Comentarios