La reestructuración de la derecha, el repliegue de la centroizquierda y el avance del FA: las apuestas para las parlamentarias

En la previa de las elecciones presidenciales y parlamentarias, las proyecciones sobre la futura composición del Congreso presentan importantes cambios en el tablero. Según los expertos, habrían luces que permitirían pronosticar futuros más probables que otros. Un adelanto: la derecha podría dejar de existir como la conocemos, mientras que dependiendo del ganador en la primera vuelta, podría librarse una batalla sin tregua en la oposición por la hegemonía en el Parlamento.

A 72 horas de que se abran las urnas, las apuestas en materias parlamentarias ya están más que desplegadas. 1.256 candidaturas esperan llenar los 127 escaños de la Cámara de Diputados y otras 173 aspiran a hacerse con alguno de los 27 asientos que renovarán la mitad del Senado. Todo en un contexto de irrupción de nuevas fuerzas políticas que podrían remecer el Congreso tal como lo conocemos.

Así, ya hay proyecciones que apuestan sobre una campaña que, para los expertos, cuenta con elementos claves que vuelve más pedregoso el terreno para las predicciones electorales.

Entre estos, el analista político y militante del PPD, René Jofré, identifica dos factores que agregan incertidumbre a los comicios. “A estas alturas las encuestas perdieron su capacidad predictiva, y también es difícil usar como punto de comparación las elecciones del 2017, porque el escenario electoral es distinto”, dice, para agregar un rotundo remate: “esta es una elección a ciegas”.

Cambiaron los votantes: alta participación de la juventud

Como si lo anterior fuera poco, según Jofré esta elección cuenta con “tres datos nuevos” que reestructurarán las piezas en el tablero.

“Con respecto a las elecciones del 2017, las fuerzas que compiten hoy estaban distribuidas de una formas distintas: el PC era parte de la Nueva Mayoría, el Frente Amplio no estaba consolidado ni desplegado como ahora, y, a eso se suma la irrupción del Partido Republicano”, comenta el dirigente PPD.

En tanto, para el diputado y experto electoral, Pepe Auth (Ind.), hay elementos entre los potenciales votantes que son cruciales a la hora de poner la lupa en la elección de este domingo 21 de Noviembre.

El primero es el nivel de participación y la composición de esa participación. Si se confirma la tendencia iniciada con el Plebiscito, con una alta tasa de participación de los menores de 35, y si regresan los electores mayores de 60 que bajaron de manera dramática su participación en el Plebiscito y en la elección que vino después”, comenta Auth en relación a los comicios del 15 y 16 de Mayo, en los que se eligieron constituyentes, gobernadores, alcaldes y concejales.

Pese a esto, el diputado se la juega con un pronóstico: “Mi proyección es que se va a confirmar la tendencia a la alta participación joven, porque ellos se incorporaron a un nuevo ciclo electoral que sigue en curso. Está muy estudiado que quienes votan al inicio de un ciclo, siguen votando hasta que termina, en este caso, con el Plebiscito de salida”, afirma el parlamentario.

“No es que hayan cambiado los votantes, sino que cambiamos de votantes; son otras personas las que están votando, no es sólo el cambio de los que votaban”, agrega quien fuera uno de los fundadores del PPD.

La derecha a pique en la Cámara

A juicio de René Jofré, el factor presidencial también será una fuerza importante para considerar. “Uno debiera pensar que el buen posicionamiento que ha tenido Kast en las encuestas le va a ayudar a elegir algunos parlamentarios. Por lo tanto, la derecha podría tener que reconfigurar su cuadro sobre la base de cuatro partidos en vez de tres”, afirma.

Para aterrizar el análisis, Pepe Auth se hace cargo de la irrupción del Partido Republicano en el sector. Incluso pone números sobre la mesa a la hora de realizar sus apuestas.

La derecha va a retroceder en la Cámara, sin dudas. En la elección pasada tuvo una sola lista que obtuvo el 38% de los votos de la Cámara. Hubo, además, tres listas fuertes opositoras (Nueva Mayoría, DC, FA) Ahora, en cambio, hay dos listas de derecha (Chile Podemos Más y Republicanos), las que sumarán 35%, pero es distinto una lista de 35 que sumar 35 entre dos listas”, pondera.

“Por lo tanto, la derecha va a ver disminuida su representación. Yo estimo que de los actuales 72 diputados que tienen, van a caer al orden de 60”, calcula el parlamentario.

Así, el diputado también ausculta el presunto potencial electoral del Partido Republicano. Sin ambages, comenta que a la colectividad de José Antonio Kast, “les daba diez diputados hace un mes atrás, pero creo que el crecimiento de Kast y el derrumbe de Sichel hace que sea posible que saquen en torno a quince”, aventura.

“Y también creo que cinco o siete de los parlamentarios de Chile Podemos Más se van a sentar el 11 de Marzo en la bancada de Republicanos, como Camila Flores y los diputados evangélicos de Concepción (Eduardo Durán y Francesca Muñoz)”, afirma en relación a los tres legisladores RN que, a contrapelo de su partido, ahora apoyan al abanderado de Fuerza Social Cristiana.

Por cierto que este arribo de los republicanos tendría costos para los partidos tradicionales del sector. “Va a disminuir sensiblemente RN y la UDI, y va a crecer Republicanos. Por supuesto esto cambia si son oposición o si son gobierno y, paradojalmente, Chile Podemos Más tiene más probabilidades de sobrevivir si gana Kast, porque los va a necesitar”, señala.

A Auth tampoco le tiembla la mano al momento de apostar con números enteros sobre la eventual baja que sufrirían las huestes tradicionales de la derecha.

“RN, que es el partido principal del sector en la Cámara y que eligió 36 diputados (el 2017), va a caer significativamente alrededor de 30”, estima, antes de lanzarse a la piscina con un posible inventario de pérdidas para el resto del sector.

“Yo estimo que la derecha en Chile Podemos Más va a perder unos veinticinco diputados y se van a recuperar, en parte, por los quince de Republicanos. Y de esos veinticinco, probablemente sean trece o catorce de RN, diez a doce de la UDI, y uno de Evópoli”, finaliza.

En tanto, para René Jofré podría implicar la creación de nuevas alianzas en el oficialismo. “Inmediatamente pasadas las elecciones, las coaliciones se van a redibujar. Por ejemplo: ¿podremos ver una alianza de la UDI con el Partido Republicano, versus RN con Evópoli?”, se cuestiona el analista.

La derecha y el auspicioso panorama en el Senado

En tanto, las opciones de la derecha podrían verse más auspiciosas en la Cámara Alta, según Pepe Auth.

A la derecha le va a ir mucho mejor en el Senado gracias al proporcional, porque ahí donde podría haber desaparecido cuando habían dos escaños por territorio, ahora hay tres: obviamente va a elegir uno”, comenta Auth, para lo que recuerda circunscripciones como Antofagasta, Coquimbo, O’Higgins, Los Ríos y Los Lagos, que aportan tres escaños cada uno en la Cámara Alta.

A Chile Podemos Más le pronostico diez senadores prácticamente seguros, y eventualmente un Republicano en la Región Metropolitana. A eso se suman los doce que van a seguir sentados en el Senado. En consecuencia, la derecha tiene garantizados de 22 a 23 senadores de los cincuenta, lo que es una proporción altísima”, finaliza.

Apruebo Dignidad y el incierto caso Karina Oliva

En el plano de las fuerzas que componen la oposición, René Jofré traza un escenario de disputa que podría determinar la estructura parlamentaria en los próximos cuatro años.

Es probable que tienda a haber un mayor equilibrio de fuerzas entre Apruebo Dignidad y Nuevo Pacto Social. Por lo tanto, el panorama nacional se tienda a reproducir una lógica de tres tercios, con a lo mejor un tercio más grande que otros. La pelea está entre cuál va a ser el tercio más grande”, pondera el analista.

En tanto, Auth parece tener claro, por lo menos en lo que a la Cámara respecta, cuál será el futuro del bloque que sustenta la candidatura presidencial de Gabriel Boric (CS).

Naturalmente, el FA va a crecer de manera significativa. Quizás no se va a notar tanto porque el FA fue amplio en la elección pasada, que eligieron 20 y dentro de esos habían Humanistas, Liberales, Verdes, que están en otra parte ahora, pero igual van a elegir en torno a 27 escaños”, afirma.

Así, Auth también identifica una tendencia en el crecimiento de otra fuerza importante dentro de Apruebo Dignidad: el Partido Comunista. El parlamentario intenta proyectar el eventual resultado que obtendría la tienda fundada por Luis Emilio Recabarren en las próximas parlamentarias.

“El PC ha crecido de manera muy gradual. Cuando yo impulsé el primer pacto parlamentario con el PC para el 2009, eligieron tres diputados. En la elección siguiente eligieron seis, porque entraron los líderes estudiantiles. En la última elección eligieron dos más, que son los arrastrados: Boris Barrera y Amaro Labra”, afirma Auth, quien sostiene que en esta ocasión, de acuerdo a sus proyecciones, los comunistas deberían hacerse entre diez y doce escaños.

Con respecto a la Cámara Alta, Auth se muestra seguro con el eventual arribo de los comunistas -por primera vez desde el Golpe de Estado de 1973- al Senado.

“Tienen dos opciones altas, una en Coquimbo y otra en la RM. Es muy probable que haya un senador comunista en la RM y otro en Coquimbo, porque ahí va a entrar uno de AD de todas maneras: o Daniel Núñez o Marcelo Díaz”, apuesta el congresista, quien también deja abierta la posibilidad de elección de Karina Oliva al senado por la Metropolitana, pese a la denuncia de Ciper y la investigación de oficio del Ministerio Público por la millonaria rendición de gastos electorales al Servel por $137 millones para siete asesores.

“Yo la daba segura (a Oliva), pero igual podría terminar electa. Si Karina le gana a Depolo, puede entrar”, afirma . “Se redujo la posibilidad de que la lista Apruebo Dignidad elija dos. Yo diría que aumentó la probabilidad tanto de Fabiola Campillai, como de la centro izquierda para elegir un senador. También ganó el PC, capaz que metan a uno y es muy probable que lleguen primeros”.

En esta línea, Jofré apunta a que un eventual buen resultado de Apruebo Dignidad podría cambiar el escenario de la izquierda en el Congreso. “Si a Apruebo Dignidad le va muy por sobre Nuevo Pacto Social, la centro izquierda va a tener que empezar un proceso de reconfiguración. ¿Se armará un partido nuevo? ¿Qué hará el PS? ¿Va a emigrar a Apruebo Dignidad o no? Se abren varias interrogantes”, concluye.

Nuevo Pacto Social: en retirada en la Cámara y estables en el Senado

“Si avanza la izquierda tiene que retroceder alguien”, comenta Auth ante un eventual crecimiento de Apruebo Dignidad en la Cámara. “Por lo tanto, Nuevo Pacto Social va a estar entre 36 y 40 diputados. Va a ser una fuerza relevante de todas maneras”, afirma el parlamentario, junto con recordar que la Nueva Mayoría escogió 43 diputados en el 2017, mientras que la DC, que no formó parte de la lista del conglomerado, escogió apenas 14.

La influencia que tendrá la centroizquierda en el futuro parlamento, sin embargo, es condicionada por Pepe Auth a las elecciones presidenciales, específicamente al futuro electoral de José Antonio Kast.

“Mi tesis es que si gana Boric, la centroizquierda va a ser relevante, pero si gana Kast esa fuerza va a ser irrelevante: no va a tener juego para negociar con Kast. Si gana Kast, se va a producir una polarización tal que la parte más radical de la oposición se va a llevar por delante a la parte más moderada y no va a tener ninguna posibilidad de negociar con Kast. En cambio, con Boric se va a transformar en una fuerza clave con la que va a tener que conversar”, comenta el diputado independiente, quien también se tira a la piscina con proyecciones traducidas en guarismos.

“La DC sufrió la vez pasada su condición de partido con candidato propio y lista sola, entonces eligió catorce diputados y es posible que hoy ande en torno a diez. Pero el PS, que se benefició mucho de ser el partido más fuerte de la Nueva Mayoría, eligió diecinueve diputados, y ahora con suerte van a andar entre trece o catorce”, afirma Auth, quien extiende sus pronósticos a partidos del bloque que han estado venido a menos en el último tiempo: el PPD y el Partido Radical.

“El PPD va a bajar menos, porque ya bajó mucho en las elecciones pasadas, eligieron apenas ocho diputados y ahora van a elegir entre seis o siete. Lo mismo los radicales, porque ellos se beneficiaron de varios independientes que llevaron en su lista, yo mismo entre ellos. Ahora, en cambio, si eligen cuatro, van a celebrar, siendo que eligieron ocho la vez pasada”, comenta.

En tanto, Jofré difiere de estos pronósticos, para lo que acude al despliegue territorial que tienen las distintas fuerzas en disputa.

“Yo no veo a Nuevo Pacto Social bajando mucho porque tiene una fuerza territorial importante. El fenómeno del Frente Amplio es todavía muy metropolitano y muy porteño, todavía no se ha logrado instalar con propiedad en otros lugares, y creo que ahí Nuevo Pacto Social puede hacer el equilibrio”, argumenta el estratega electoral, quien comenta que en la reorganización de las fuerzas “debiera tender a reproducirse una lógica que en el mediano plazo nos lleve de vuelta a los tres tercios”.

Con todo, Auth afirma que mientras cree que entre Chile Podemos Más y el Partido Republicano conseguirán once escaños en el Senado, “los otros dieciséis probablemente se repartan de manera pareja entre Apruebo Dignidad y Nuevo Pacto Social: ocho y ocho, o 9 o 8”.

Sin embargo, el diputado -quien no va a la reelección- destaca que la composición del Senado mantendrá la mitad de sus parlamentarios, por lo que la reorganización de las fuerzas al interior de la corporación podría no variar en demasía.

“En el Senado, considerado como bloque, la derecha va a pesar y la oposición va a estar estructurada en un bloque mayoritario que va a ser de centro izquierda, y en un bloque de minoría, que va a ser el de Apruebo Dignidad. Aunque empaten en esta elección, hay nueve senadores de centro izquierda que siguen de largo por cuatro años más y sólo uno del Frente Amplio”, dice Auth.

“Está escrito que dentro de lo que hoy es la oposición, eventualmente mañana gobierno, la mayoría va a ser el espacio de centro izquierda”, agrega con seguridad.

Campillai: muchos votos con inciertas opciones

Con todo, una de las grandes incógnitas que aumentan el suspenso de las próxima parlamentarias, será la votación que obtenga la candidata independiente Fabiola Campillai.

Mientras algunos recalcan su alto nivel de conocimiento producto de la agresión policial que sufrió en el Estallido Social -con importantes secuelas visuales-, otros apuntan a que su condición de independiente fuera de lista podría poner cuesta arriba sus opciones de electibilidad bajo el sistema proporcional, en el que se considera la suma de los votos obtenidos dentro de una lista por sus candidatos.

Pepe Auth se matricula con la segunda tesis. “Es difícil que una candidata sola le gane a la lista de Kast o a la lista de Provoste. Es probable que saque muchos votos de forma personal, pero sus votos no se suman con el de ningún otro. Si ella hubiera ido en la lista de Apruebo Dignidad, tendría un puesto garantizado en el Senado”, exp´lica.

“Ella probablemente puede sacar 250 mil votos y estar entre las dos o tres primeras mayorías, pero la elección es de opciones colectivas”, finaliza.

The Clinic Newsletter
Comentarios