Agencia Uno

Gracias a registros de GPS: científicos encontraron falla sísmica activa cerca del Río Loa

Geólogos descubrieron una nueva falla geológica en el norte del país. A través de una investigación, los científicos encontraron que lleva nueve millones de años activa e incluso ocasionó un sismo de mediana magnitud en último año.

Científicos de diversas casas de estudio del país, analizaron registros de GPS que mostró el proceso de carga tectónica de una falla sísmica, ubicada en la desembocadura del Río Loa, entre la Región de Antofagasta y Tarapacá.

La investigación fue realizada por la Universidad Católica del Norte (UCN), Centro de Investigación Multidisciplinario e Interuniversitario (CIGIDEN) y de la Universidad Católica (UC). El artículo fue publicado en la revista Nature.

Los resultados demostraron que la falla provocó un sismo de magnitud 6.3 (escala Richter), con epicentro en la Cordillera de la Costa, el 11 de septiembre de 2020. Por lo tanto, la falla geológica se encuentra activa.

Así, los alcances de este estudio son positivos, ya que se demostró que mediante el uso del GPS y otras herramientas, se pueden estudiar el estado de otras fallas del país.

Falla geológica de larga data

La gran mayoría de los sismos en Chile, se originan en las placas tectónicas de Nazca y Sudamericana. Pero también hay sismos que son causados por fallas geológicas.

“La más conocida es la falla de San Ramón en Santiago, pero existen numerosas en Chile poco estudiadas”, aseguró para BioBioChile, Gabriel González, subdirector de CIGIDEN y académico de Geología UCN.

Los resultados arrojaron que la causante del sismo fue la falla de Cerro Aguirre, ubicada al sur del Río Loa, justo en el desembocadura hacia el mar.

“Lo que vimos es que las estaciones de GPS, ubicadas en el sur, se estaban moviendo con mayor velocidad que las del norte”, dijo el geólogo para el medio.

El registro se hizo durante diez años y constató que la diferencia de velocidad se mantuvo periódica. “Según nuestras estimaciones, dada la magnitud del sismo, este proceso debe haber estado activo por lo menos por 400 años”.

Esta misma línea, el tiempo de actividad de esta falla geológica es de al menos nueve millones de años. Además, aseguró al citado medio, que “es la primera vez se puede captar una señal que indica que la falla está sísmicamente activa”.

Eso sí, hay un problema. El monitoreo a fallas distintas a las placas de Nazca y Sudamericana no se realiza en Chile. Los científicos señalaron que hay una falta de conocimiento sobre este tipo de sismos.

“Existen señales que se pueden leer con GPS ,que permiten ubicar fallas que potencialmente podrían activarse y generar terremotos”, según el geólogo.

VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios