¿Cuál es la mascarilla más efectiva para la variante Ómicron?

Foto: Agencia UNO

¿Existen mascarillas más efectivas contra la variante Ómicron?

The Clinic conversó con la dra. Karina Bravo, bioquímica del Laboratorio de Investigación y Control de Calidad de Textiles y Cueros (Lictex) de la Usach, a propósito de una infografía que ha circulado en redes sociales con distintos porcentajes de efectividad de las mascarillas. "Probablemente, esa información es falsa", asegura.

En medio del auge de la variante Ómicron, ha comenzado a circular en redes sociales una infografía que muestra datos de 10 tipos de mascarillas distintas y su porcentaje de efectividad.

Según la misma ilustración, esta información es obtenida de tres fuentes distintas: La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Escuela de Medicina de la U. de Washington y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, sus datos han sido cuestionados por expertos. Uno de los más difundidos lo realizó la dra. Ana María López, odontóloga mexicana que se dedica a la divulgación científica. En su cuenta de Twitter expuso algunas razones que la hacen dudar de la infografía.

Entre sus precisiones está, por ejemplo, que las mascarillas FFP3 de certificación europea pueden ser incluso de mejor calidad que las N95. Sin embargo, en la ilustración aparece con menor efectividad. Lo mismo ocurre con la mascarilla FFP2, que aparece como si tuviera menos calidad que la mascarilla quirúrgica.

La infografía también asegura que las mascarillas de tela común no funcionan. Sin embargo, según la especialista, estas no solo son útiles en la medida que cuenten con tres capas de protección, sino que también son más ecológicas.

En la red social, la dra. López se ha encargado de corregir a distintos medios de comunicación que han replicado esta información sin chequearla. En sus mensajes, llama a “asesorarse con expertos” para poder dar “información clara, verídica y con fuentes confiables”.

¿Mascarillas más eficientes para Ómicron?

Otra de las dudas que plantea la dra. López es el porcentaje de efectividad de las mascarillas según la variante del Covid-19. Los estudios a la fecha sugieren que la Ómicron es más contagiosa, es decir, requiere menos dosis de carga viral para infectar.

Sin embargo, la especialista plantea que “no he encontrado estudio alguno que marque diferencias entre las variantes (…) ¿De dónde sacaron esa diferencia de 95%, 96% y 98%?”.

Asimismo, en la misma ilustración aparece que hay mascarillas que son totalmente efectivas ante la filtración de bacterias. Sin embargo, la dra. López asegura que eso no es posible. “Hasta el mismo fabricante te dice que no se asegura el 100%”, cuestiona.

The Clinic conversó con la dra. Karina Bravo, bioquímica e investigadora del Laboratorio de Investigación y Control de Calidad de Textiles y Cueros (Lictex) de la U. de Santiago, entidad que certifica mascarillas en Chile.

A su juicio, existe la probabilidad de que la información expuesta en la infografía sea “falsa”. La principal razón es que, para obtener esos datos, las mascarillas tendrían que haber sido “aerosolizadas” con variantes de un virus peligroso para seres humanos. Son experimentos que tendrían que hacerse en laboratorios con bioseguridad de categoría 4.

“La normativa de las mascarillas se hace en condiciones seguras, no aerosolizando variantes de SARS-CoV-2. Se ocupan símiles, como bacterias pequeñas o virus que no afectan a seres humanos”, explica.

La bioquímica también detalla que las mascarillas, que existen y fueron estudiadas desde mucho antes que la pandemia del Covid-19, se prueban en rangos inferiores a los 7 µm (micrometros). Es decir, con “aerosoles o gotículas que pueden transportar este y otros virus”.

En ese sentido, sentencia que “no es necesario hablar de una protección efectiva contra ciertas variantes. Es una mala manera de dar datos, yo no puedo sacar una conclusión como la que está en el gráfico. Como no son experimentos formales, con ética y responsabilidad, no es posible concluir y validar la gráfica”.

Mascarillas en Chile

En las dependencias del Lictex han puesto a prueba la efectividad de distintos modelos que hay en el mercado. Incluso, cuentan con una nómina de mascarillas que fueron certificadas por ellos mismos.

Sin embargo, los experimentos han arrojado resultados variados, con rangos de efectividad muy amplios, según detalla La Tercera. Por ejemplo, entre las más seguras están las N95, que arrojan entre 70% y 99%. También las K95, que oscilan entre 35% y 99%.

Por otro lado, las mascarillas quirúrgicas de tres pliegues de adultos pueden tener una efectividad que va desde 22% hasta 99%. En las de niños, el rango se extiende hasta el 17%. Finalmente, las mascarillas sociales de tela común tienen un rango entre 20% y 99%.

La dra. Bravo explica que no han detectado muchas variaciones en los últimos seis meses, tanto en el comercio formal como informal. Además, asegura que estos rangos son tan amplios porque dependen de varios factores, como “el material de las telas, el entramado, el número de hebras o su grosor.”

De todas maneras, advierte que las mascarillas sociales de tela común, para ser certificadas, requieren un 90% de eficacia de filtración. Esto permite deducir que hay una amplia oferta de mascarillas en el mercado nacional que no cuenta con el estándar mínimo de protección.

The Clinic Newsletter
Comentarios