Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

21 de enero de 2022

Con el círculo íntimo y el peso no menor del PS: cinco claves que definen al comité político de Boric

Montaje de fotos con Gabriel Boric en el centro y rodeado por sus comité político. De derecha a izquierda y de arriba hacia abajo están: Antonia Orellana (Mujer), Camila Vallejo (Segegob), Mario Marcel (Hacienda), Giorgio Jackson (Segpres)

Un promedio de edad que bordea los 43 años, una inédita jefatura de gabinete a cargo de una mujer independiente, y el ingreso del PS a La Moneda, son de las principales novedades del comité político de Gabriel Boric, espacio de poder e influencia que definirá y coordinará la agenda de la futura administración.

Por

En el esperado anuncio del gabinete que lo acompañará en el inicio de su gobierno, Gabriel Boric mostró también a quienes liderarán la conducción de su gestión a través del comité político de La Moneda. Una instancia que estará marcada por un promedio de edad de 43 años, con mayoría de mujeres y con el círculo cercano del Presidente electo como las autoridades con mayor incidencia política.

Estas principales autoridades son Izkia Siches (Interior), figura clave en el segundo tiempo de la campaña presidencial; el eterno amigo del presidente y fundador de Revolución Democrática, Giorgio Jackson (Segpres); y la lideresa comunista, Camila Vallejo (Segegob). Este grupo, que ha acompañado al Presidente Gabriel Boric desde su activismo en el movimiento estudiantil del 2011, será el círculo central de la conducción del próximo gobierno, a través del comité político.

Sin embargo, no serán los únicos integrantes del comité político de Boric. A ese círculo de poder se sumarán figuras independientes con evidente cercanía con el PS: Mario Marcel (Hacienda) y Antonia Urrejola (Cancillería). Además, Camila Vallejo confirmó en su primera vocería que el ministerio de la Mujer y Equidad de Género entrará al comité político, en reemplazo de Desarrollo Social, según el diseño del saliente gobierno de Sebastián Piñera.

Con lo anterior se confirma una máxima del Presidente electo para su gobierno: los temas de género y el feminismo serán claves y transversales a las políticas de Estado. Esta cartera fue asumida por la periodista Antonia Orellana, quien durante la campaña presidencial fue encargada de relacionarse con los movimientos sociales, además de una militancia compartida en Convergencia Social.

1) PS: el invitado al “VIP” de La Moneda

Una certeza que entrega el anuncio oficial del gabinete de Gabriel Boric, es que el Partido Socialista se consolida como el invitado de la ex Concertación en el comité político que estará en la primera línea de influencia del futuro gobierno.

Algo de lo que se encargó de enfatizar el presidente de partido, senador Álvaro Elizalde, cuando gestionaba el ingreso del socialismo al futuro gobierno: no entrarían a puestos menores donde tuvieran que pagar los costos propios de un gobierno, sin estar en los puestos políticos determinantes, aseguran las fuentes.

Si bien fuentes partidarias aseguran que el diseño del comité político es que sea un espacio donde coincidan los dirigentes de Apruebo Dignidad y del denominado “socialismo democrático”, la figura de Mario Marcel en Hacienda como ex militante PS entrega a los socialistas la certeza de ser parte de las decisiones centrales que tomará el futuro Ejecutivo de Boric, a través de su comité político. A esto se suma la presencia de Antonia Urrejola en Cancillería, quien también tiene una reconocida cercanía con el mundo socialista.

De perfil técnico y buena señal para el mercado: cuatro analistas desmenuzan el nombramiento de Marcel en Hacienda y Grau en Economía

El académico de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes, comenta a The Clinic que “en el gabinete el PS está muy representado. Además, con Mario Marcel logra llegar al centro del poder que, aunque hoy es independiente, viene de ese mundo”, dice el analista.

En tanto, el académico de la Facultad de Derecho de la UDP, Hugo Herrera, enfatiza en la figura de Marcel, como garantía de que la administración de Boric tiene una alta preocupación por el rumbo económico de los próximos cuatro años.

“Es bueno como símbolo. El mensaje es que al gobierno sí le importa la economía, a diferencia de lo que pudiera ser un gobierno frívolo e idealista. En cambio, con Marcel en el gobierno, es una señal de que estarán asentados en la realidad”, sostiene el filósofo y columnista.

2) ¿Gobierno de dos coaliciones o ampliación de Apruebo Dignidad?

La conformación del gabinete también confirmó la entrada de los partidos de centro izquierda de la ex Concertación al gobierno. Esto, excluyendo a la Democracia Cristiana, que con el anuncio quedó cada vez más alejada de su eje histórico que sostuvo la Transición a la democracia, junto al PS, PPD y el PR.

En ese sentido, se constata que la base de apoyo al gobierno de Gabriel Boric estará conformada por dos coaliciones: Apruebo Dignidad y Nuevo Pacto Social (ex Concertación más el Partido Liberal, pero sin la DC).

Sobre esta fórmula de un gobierno con dos coaliciones, Hugo Herrera señala que “la situación del país da para eso. Así como está el país, donde hay que parir una Constitución amplia donde todos se reconozcan en ella, con reformas amplias y mayorías parlamentarias, es fundamental un gobierno amplio”, sostiene.

“Ahí va a estar el talento del gobierno; lograr la coordinación entre la Concertación y Apruebo Dignidad. No podía ser de otro modo”, sostiene Hugo Herrera.

“Ahí va a estar el talento del gobierno; lograr la coordinación entre la Concertación y Apruebo Dignidad. No podía ser de otro modo”, agregó el analista político.

Resulta que esta decisión se refleja en el empate de la correlación de fuerzas en el próximo Parlamento, donde Apruebo Dignidad necesita de los votos de la ex Concertación para impulsar su programa de gobierno. “Con un tercio del Congreso no van a hacer reformas. Se necesita tener la mitad para negociar con la otra mitad”, pondera Herrera desde la aritmética electoral.

Claudio Fuentes ve la inclusión del PS en el comité político como que Gabriel Boric «decide ampliar su coalición. No veo dos coaliciones, veo el rearmado de lo que es el progresismo en Chile”.

En todo caso, Claudio Fuentes plantea un contrapunto. Para él, la inclusión del PS en el comité político, junto a la presencia de la ex Concertación en el resto del gabinete, es evidencia de “un Presidente que decide ampliar su coalición. No veo dos coaliciones, veo el rearmado de lo que es el progresismo en Chile”, conceptualizó.

“La señal política va hacia buscar nuevas alianzas que después se tienen que articular. Si esta apuesta subsiste dos años, lo natural va a ser armar una coalición con Apruebo Dignidad y la ex Concertación. El llamado de Boric es hacia una ampliación del horizonte político del progresismo”, añadió el doctor en Ciencia Política.

En este caso, acaso la figura más influyente del elenco ministerial, será la de Izkia Siches en Interior. Su particularidad -además de ser la primera mujer en ocupar ese cargo- es que Siches no tiene militancia política, siendo que el cargo de Interior está caracterizado por requerir de sintonía fina con los partidos que respalden al gobierno -incluso con las colectividades de oposición- para así gestionar diversas materias del gobierno central.

En todo caso, Fuentes duda que Siches se lleve todo el peso de la gestión partidaria. “Va a depender mucho del tipo de liderazgo que va a tener el Presidente, en términos de qué rol está pensando para la ministra del Interior; si es que va a ser la coordinadora del gabinete, o si él va a estar presente en muchas de las decisiones”, reflexiona el académico.

De todos modos, Fuentes tiene destaca el liderazgo que ha forjado la ex presidenta del Colegio Médico, un camino hacia el poder que comenzó como contrapunto sanitario al gobierno en Pandemia y que terminó dándole un nuevo sello a la campaña presidencial de Boric tras la segunda vuelta, luego de haber sido derrotado en primera instancia por su contrincante de derecha, José Antonio Kast.

“Por la personalidad y el estilo de Izkia, ella sí quiere cumplir un rol vital dentro del gobierno como coordinadora de las acciones del gobierno. Creo que ella tiene la capacidad para hacerlo”, resume Fuentes.

“Sus mayores desafíos van a estar en la Seguridad Pública. Obviamente, la coordinación política general que le corresponde a Interior va a ser bien crucial también”, agregó.

Para Hugo Herrera, en tanto, “la apuesta es arriesgada en esos sentidos”. Sin embargo, también pone el foco en las características personales de la doctora, planteando una advertencia respecto a la complejidad política en una cartera donde las emergencias -seguridad, orden público, migraciones, narcotráfico, Araucanía- son la rutina del día a día.

Es muy hábil, la veo haciéndose cargo de las áreas propias de Interior, aunque también puede ser un fusible”, sintetizó.

“Siches le imprime su talante y formación, aunque también se puede transformar en una dama de hierro. Ha pasado en mujeres muy duras que asumen un roles masculinizados”, remata el analista.

3) Siches, Jackson y Vallejo: la triada íntima del poder

Si bien el comité político de Boric tendrá un promedio de edad cercano a los 43 años, sus principales cartas en las decisiones políticas serán aún más jóvenes.

Se trata de Giorgio Jackson, Camila Vallejo e Izkia Siches, quienes concentran un promedio de edad de 34 años, muy cercano a la edad del Presidente electo: 35.

Esto marcará el peso generacional en las decisiones del Ejecutivo de Gabriel Boric, las que estarán contrarrestadas con la extensa trayectoria de Mario Marcel en Hacienda.

El economista, cuadro profesional de primera línea en las últimas dos décadas, deberá alinearse con este juvenil grupo de liderazgos políticos quienes, a su vez, deberán someterse a la dura realidad económica que de seguro planteará Marcel cuando se intente cumplir con las expectativas transformadoras de Apruebo Dignidad.

Para Claudio Fuentes, si bien la señal política de renovación generacional está presente, la edad no será un problema puesto que estos integrantes ya cuentan con una reconocida trayectoria.

Jackson y Vallejo ya tienen una experiencia muy fuerte en el Congreso. Llevan ocho años ahí, así que no creo que sea un problema la experiencia”, asegura el académico UDP, agregando que “lo más importante de esto es la cercanía personal con el Presidente. Su círculo de comité político estrecho en La Moneda va a ser muy de confianza, es como jugar de memoria. Vienen desde hace ya mucho tiempo trabajando juntos, particularmente con Giorgo Jackson y Camila Vallejo”, puntualiza.

En este punto, Hugo Herrera coincide con lo planteado por Fuentes, asegurando que, si bien Izkia Siches no compartieron los años de rutina parlamentaria entre Boric, Jackson y Vallejo, sí tiene “cercanía personal y política con Boric, Jackson y Vallejo. Se conocen y van a jugar de memoria”.

Además, la conformación del gabinete despejó una duda previa: el rol tendrá Giorgio Jackson, quien por un tiempo trascendió fuerte como probable “jefe de asesores” del segundo piso de La Moneda.

Así, Herrera plantea que Jackson en Segpres: “fue una movida genial. Con todos sus méritos, no es un Ernesto Ottone ni siquiera un Larroulet. Sus capacidades son más operativas que intelectuales: no es un teórico. En ese sentido está muy bien, le bajan el perfil de influencia y, por otra, él sabe hacer ese trabajo: fue parlamentario, sabe de la máquina y tiene experiencia en el ruedo”.

4) El contrapeso a la ex Concertación: el PC vuelve al comité político

Algo que destacó el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, a la salida del Museo Nacional, fue que “el PC vuelve al comité político”.

Una constatación bastante lejos de la casualidad. Con un eje de influencia cargado hacia la ex Concertación, sin decirlo Teillier subrayaba que los comunistas sí estarán en el espacio de mayor influencia del próximo gobierno.

El ingreso a la dirección del gobierno lo hará de la mano de la figura señera de las nuevas generaciones del PC y que decidió no repostular a la Cámara: Camila Vallejo.

En este caso, Hugo Herrera define a Vallejo como una de “las figuras más inteligentes de Apruebo Dignidad”. Sin embargo, pone sobre la mesa su distante relación con los medios, su incómoda compañía mientras ejerza como vocera de gobierno: los medios. “Ella es como ácida: o es muy seria o, si sonríe, lo hace con sarcasmo”, resume el analista.

Hugo Herrera asegura que Camila Vallejo es de «“las figuras más inteligentes de AD”

Ahí, Herrera plantea un desafío para Vallejo: “Tiene la complejidad que le responde al partido y al gobierno. Está con Teillier y con el Presidente electo, con quien también tiene una lealtad fundamental. Pero los comunistas son más dependientes de su partido que lo usual”, sostiene.

Además, Herrera anticipa un flanco para Vallejo a cargo de la vocería de gobierno. “Lo complejo son sus invocaciones y elogios a Lenin, las fotos con Fidel Castro, alusiones en su minuto a Hugo Chávez. Es cierto que ha sido más matizada que Teillier, pero tiene que resolver sus adhesiones políticas. Son cosas que le pueden sacar”, previene.

Por su parte, Fuentes se enfoca más en el ascenso de Vallejo como factor de renovación del comunismo local. “La opcion de ella en la vocería, después de haber sido internamente la más votada para la presidencia del PC en la última elección, creo que pasa a ser una figura internamente muy fundamental y va a expresar una visión de renovación al interior del PC”, asevera.

5) Mujeres al poder: el factor de género del Comité Político

Con la composición del Comité Político de Boric tiene una marcada presencia femenina.

A la presencia de Vallejo y Sichez, también se incluirá al comité político el ministerio de la Mujer, cartera a cargo de Antonia Orellana. Una señal que ratifica que Gabriel Boric estima que el feminismo, movimiento capital de Apruebo Dignidad, será central en su conducción.

“Esta señal es muy relevante respecto del compromiso del propio Presidente: las temáticas de género serán transversales a las decisiones que se tomen en el gobierno”, plantea Claudio Fuente, fijándose en otro detalle.

“En el gabinete también es importante la señal a las regiones, con muchos integrantes provenientes de ellas. La única señal que no se dio fue la de tener un ministro de los Pueblos Originarios”, sostiene el cientista político.

En esta línea, Hugo Herrera se enfoca en la figura de Siches como jefa del comité político en Interior, de quien aventura imprimirá un sello de género en un cargo histórica y tradicionalmente masculinizado.

“El hecho de ser mujer en un ministerio tan masculinizado hasta ahora, puede ser un avance, le da otra parada al ministerio: una nueva relación con policías, por ejemplo, podría dar un giro. Es algo novedoso y relevante”, dice Herrera.

Con todo, la presencia femenina en el próximo comité político ya cuenta con una voz crítica. La actual ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, acusó en su cuenta de Twitter sobre la exclusión de su cartera en este espacio de poder e influencia: “Llama fuertemente la atención la salida del Comité Político del ministerio de Desarrollo Social anunciada por la futura vocera, Camila Vallejo. Celebramos entrada del ministerio de la Mujer, pero avanzar a derechos sociales garantizados es una de las principales esperanzas de los chilenos. No parece el camino correcto”, apuntó la todavía ministra.

El estreno de comité político, en tanto, ya tiene una fecha agendada: el próximo viernes 28 de enero.


VOLVER AL HOME

Notas relacionadas

Deja tu comentario