Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

La Ruta

14 de Junio de 2024

La ruta de bares de vino: 8 locales en Santiago para irse de copas, con buena selección de etiquetas y servicio especializado

Foto: AgenciaUno

Hay pocos pero buenos en la capital y, tengo la impresión, que irán en alza. Por el momento, esto es más o menos lo que hay.

Por

A pesar de ser un país productor con una importante producción y exportación de vinos, en Chile somos unos consumidores más bien tímidos. Por lo mismo, los bares especializados en vino no son algo muy común en nuestras ciudades.

De hecho, ni siquiera en puntos estratégicos de nuestro turismo como el Aeropuerto de Pudahuel, San Pedro de Atacama, Puerto Natales o Isla de Pascua existen bares de vino. Incluso más, en las localidades vecinas a valles productores como Colchagua o Casablanca, tampoco. Una pena, sobre todo pensando en el potencial turístico de este tipo de recintos.

Afortunadamente, en Santiago sí podemos encontrar al menos un puñado de bares de vino, con un servicio especializado en este producto y con una buena selección de etiquetas.

¿Por qué es importante para la escena gastronómica nacional la existencia de los bares de vino? Porque es en este tipo de recintos donde se puede apreciar de mejor forma el panorama de la industria, sobre todo en lo que refiere a etiquetas difíciles o imposibles de encontrar en el comercio especializado.

Además, en este tipo de negocios suele uno encontrarse con una atención informada y profesional, muy superior a la del resto de los restaurantes de la ciudad. Así las cosas, vale la pena ir a conocerlos.  

Foto: AgenciaUno

Wine Rebels, el regreso

Se definen como una barra de vinos “pop up” que se toma un local para agregarle una muy interesante selección de vinos de pequeños productores a buen precio. Eso fue lo que hicieron en la pizzería Gabilondo de la calle Merced, en pleno Barrio Lastarria, durante buena parte del año pasado y hasta hace algunos meses. Todo esto, a cargo de la destacada sommelier Nadia Parra.

Ahora, desde hace solo algunas semanas, Nadia se trasladó a solo unos metros de su antigua locación para instalarse en el Chelsea Bistró, ubicado prácticamente en la esquina de José Miguel de la Barra con Merced. Ahí funciona ahora esta barra de vinos, siempre de jueves a sábado (y también los domingos) con la misma selección de pequeños productores, unos treinta, más una exclusiva selección de vinos importados.

Ahora en vez de pizzas hay tapas con productos tan apetitosos como pato, ostras y más. Con poca historia aún, pero con un prestigio bien ganado, Wine Rebels ya es un imperdible de la escena de vinos santiaguina.

José Miguel de la Barra 414, Santiago.

Bocanáriz, el pionero

Si Wine Rebels es un sitio que recién viene apareciendo en el mundo del vino chileno, Bocanáriz es todo lo contrario. Es que este bar de vinos, que también tiene un servicio de restaurante, viene funcionando como tal desde inicios de la década pasada.

Por lo mismo, ya se ha consolidado como un sitio de excelencia a la hora de probar vinos, lo que acá entre pequeñas y medianas copas más botellas completas; da cuenta de buena parte de lo más selecto e interesante de la producción vitivinícola del país. Con un servicio de excelencia y una muy buena cocina, en este lugar siempre es un agrado probar sus vinos, ya sea en formato bar o restaurante.

Ubicado también en el Barrio Lastarria es uno de los puntos altos en lo que a vino y gastronomía se refiere en este sector. Además, hay que reconocerle su empeño y empuje para haber aguantado un largo tiempo de declive del barrio entre el estallido social y la pandemia.

Afortunadamente, por lo que hemos podido ver en nuestras últimas visitas, Bocanáriz está firme en su ubicación de toda la vida y con mucho futuro por delante. Si no lo conocen, ya es tiempo que lo visiten.

José Victorino Lastarria 276, teléfono 939110332, Santiago.

Le Dix Vins, el toque francés

Si hablamos de vinos es prácticamente imposible no hablar de Francia, país ícono de esta bebida y que acá en Chile está muy bien representado en este lugar, que mezcla una buena tienda de vinos con un más que aceptable complemento en base a una oferta de quesos y charcutería. Todo, tanto el vino como los comestibles, se ofrece acá en un mix donde domina lo francés, pero también incluye productos nacionales e incluso algunos pocos de otros orígenes.

A todo lo anterior hay que mencionar también el servicio de bar y descorche que ofrece Le Dix Vins, lo que, sumado a algunas noches con actividades como música en vivo, catas u ofertas lo transforma en un punto más que interesante para los amantes del vino y la diversión en general. Y, por si fuera poco, ubicados en una zona con buenos accesos y veredas amplias, pero carentes de mayores atractivos gastronómicos. En resumen, todos los caminos llevan a Le Dix Vins.

Avenida Vitacura 2935, teléfono 222474705, Las Condes. 

Vinocracia, en Ñuñoa

Porque la Plaza Ñuñoa no solo vive de Las Lanzas, el Dante y el Teatro de la Universidad Católica -por solo nombrar a algunos sitios emblemáticos de la zona- es que vale la pena destacar a la Vinocracia, un lugar que ya lleva sus buenos años sobre la Avenida Irarrázaval y que además de bar de vinos es tienda, emporio y un bar en general.

Pero volvamos a los vinos, porque aquí entre copas y botellas uno podría llegar a probar algo así como ochenta etiquetas nacionales bien diversas en cuanto a estilos, cepas, origen y precios. Por todo lo anterior, bien vale la pena en una próxima visita a tierras ñuñoínas dejar de lado el schop y la piscola para adentrarse en alguna de las opciones de vino que nos ofrece Vinocracia, además de todo lo demás que se encuentra en este local y que no es poco, con comida y hasta música. 

Irarrázaval 3470, teléfono 227699276, Ñuñoa.

Casa Brotherwood, el ecléctico

Hace un rato que viene haciendo ruido este local ubicado en San Miguel, bien lejos de todo el bullicio gastronómico santiaguino. En este lugar se ofrecen muchas cosas y a muy buen nivel. Hay una buena cantidad de cervezas (con muchos adeptos) pero también una interesante selección de vinos por copa y también otros servidos a granel, tipo schop.

Para complementar todo esto hay servicio de comida e incluso algunas catas se llevan a cabo en el bar. Todo bien relajado, como el local y el barrio. En resumen, una excelente excusa para salir de la zona de confort del ocio y de paso probar buenos vinos.

Décima Avenida 1229, teléfono 982951167, San Miguel. 

Barrica 94, en el mall

¿Es posible encontrar una buena selección de vinos por copa o botellas en un mall santiaguino? La respuesta es sí. Solo es necesario desplazarse hasta el Mall Los Trapenses, en Lo Barnechea, donde funciona Barrica 94, que es un bar pero también restaurante y -lo más importante- cuenta con una oferta por copas de más de 30 variedades y -dicen- más de 300 etiquetas en su oferta por botella.

Por lo general, acá se va a comer con buen vino más que a solo beber. Aun así, vale la pena conocer lo que hacen. Un servicio, que al menos en lo que a mall se refiere, es único en Santiago.

Mall VIVO Los Trapenses. José Alcalde Délano 10533, teléfono 232102200, Lo Barnechea.

Baco, imposible dejarlo fuera

Otro local que no es en rigor un bar de vinos pero que debe estar en esta lista es el muy conocido Baco. Es que este restaurante de inspiración francesa hace rato que da que hablar por su oferta de vinos, más que generosa y compleja.

Siempre con algo así como una decena de vinos y espumantes por copa, además de una carta de vinos por botella que debe andar por el centenar y que además de rotar mucho es una gran muestra de casi todo lo que se está produciendo en el hoy diverso Chile vitivinícola.

Y lo mejor, con precios -sobre todo en los vinos más caros- que no se suelen ver en otros boliches. ¿Algo más? Buena comida y a precio justo para acompañar los vinos. Y ojo, a pasos de ahí, por Santa Magdalena, tiene su tienda de vinos. 

Nueva de Lyon 113, teléfono 222314444, Providencia.

Vinoteca, para tener en cuenta

Durante años fue la tienda de una gran distribuidora de vinos y licores, pero poco a poco fueron agregando quesos, charcutería y accesorios varios a la oferta de sus locales. Y claro, de ahí no pasó mucho tiempo para que comenzaran a coquetear con tener servicio de bar y restaurante en sus dos locales, algo que a estas alturas ya está más que consolidado.

De hecho, se supone que pronto sumarán una tercera tienda y restaurante en La Dehesa, sumándose así a las ya existentes en Nueva Costanera y Manuel Montt. Ahora bien, vale la pena aclarar que más que un bar acá lo que funciona es un restaurante.

Sin embargo, la oferta de vinos por copa y sobre todo en botella es extensa. Tan extensa que es la misma de la tienda y -lo mejor- conservan los valores de las estanterías, aunque se solicite en una mesa del restaurante. Es decir, hay que aprovechar.

Temas relevantes

#Bares#la ruta#vino#Vinos

Notas relacionadas

Deja tu comentario