Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Ciudad

2 de Julio de 2024

Turismofobia: cuando la aglomeración de visitantes se vuelve un problema en destinos como Nueva York, Tokio o Ámsterdam

Nueva York

Algunas ciudades han comenzado a restringir los departamentos para turistas, mientras que en otras localidades han empezado a cobrar entradas para entrar. En Nueva York se restringieron los arriendos ligados a la aplicación Airbnb. Con esta medida, los beneficiados han sido los hoteles. Una realidad que ha alejado a cientos de turistas debido al alto valor.

Por

El turismo siempre es bien visto como un impulso a la economía de un país, pero cuando este se vuelve descontrolado, genera un problema que termina fastidiando a los locales. Destinos como Venecia, Nueva York o Japón suenan como los preferidos. Pero estos mismos han lanzado restricciones para que no llegue tanta gente.

Japón ha logrado multiplicar por más de ocho el número de turistas que recibió en 2023, con 25 millones de turistas en un año, según datos de la Organización Nacional de Turismo de Japón. Y se espera que en 2024 alcance los 33 millones, superando el récord de 32 millones de 2019, según consignó El País.

Pese al éxito, se han visto efectos negativos, como la escasez de mano de obra para atender a los visitantes o en el comportamiento de ellos. En Shibuya, el barrio de moda de Tokio, ha restringido la vida nocturna debido al ruido.

En tanto, en islas como Okinawa ha llevado a algunos gobiernos locales a poner un impuesto de entrada para los viajeros. La Isla de Miyajima comenzó a cobrar 100 yenes ($586) a los extranjeros por llegar en barco a ver el santuario de Itsukushima.

Nueva York restringió el arriendo de departamentos de turismo en septiembre de 2023, ligados a la aplicación Airbnb. De este modo, prohibió los alquileres de menos de 30 días. Con esta medida, los beneficiados han sido los hoteles. Según el mismo medio, la Gran Manzana ha tenido la mayor ocupación hotelera de los 25 principales mercados de Estados Unidos, con un 86,6% de ocupación.

Venecia es otro caso. Aunque su situación problemática es con los cruceros. “En Venecia, por ejemplo, había muchos cruceristas hace cinco años y ahora han quedado reducidos a la mínima expresión por las restricciones. Pese a haber casi desaparecido, la situación de congestión turística ha empeorado”, señaló a El País Alfredo Serrano, director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros en España.

Además, Venecia ha impuesto un cobro de 5 euros ($5.086) para cada turista por el día. Esto lo tienen que pagar quienes no duermen en la ciudad. Sin embargo, la medida no habría ocasionado limitar el ingreso de personas, sino más bien la llegada de dinero por el “impuesto de visita”.

París, por su parte, prohibió el paso de los autobuses de turismo a la zona de tráfico limitado, que se estrenará en octubre. No obstante, esa instrucción se podrá pasar por alto si es que el vehículo se dirige por el centro de la capital al museo Louvre.

Ámsterdam es otra ciudad turística que atrae a gran cantidad de visitantes. En este caso, el enfoque es más estructural y recae sobre los hoteles. Solo se podrá construir un recinto nuevo, si uno viejo cierra. Sin embargo, los que ya están aprobados en los planes, que son unos 20, podrán seguir sus proyectos. En cuanto a los cruceros, la terminal tendrá solo un puesto de estacionamiento. Y a partir de 2027, estos deberán usar energía eléctrica en tierra.

Notas relacionadas

Deja tu comentario