Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Negocios

4 de Julio de 2024

CDE se querella contra empresa minera por grave daño al ecosistema del Salar de Surire: afectó el hábitat de flamencos

Salar CDE

El Consejo de Defensa del Estado presentó una demanda contra la sociedad minera Quiborax S.A. por el daño ambiental "continuo, acumulativo, permanente e irreparable" que sus faenas extractivas han provocado al Salar de Surire, ubicado en la comuna de Putre, en la región de Arica y Parinacota.

Por

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) demadó a la minera chilena Quiborax S.A.. Esto como respuesta al presunto daño “continuo, acumulativo, permanente e irreparable” en el Salar de Surire, en la Región de Arica y Parinacota.

La demanda se presentó en el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta. La querella sostiene que las actividades mineras desarrolladas ininterrumpidamente desde 1997, especialmente bajo el método de tajo abierto, son responsables materiales “de la destrucción y alteración de componentes esenciales del salar“. Esta pérdida se ve en servicios ecosistémicos, la pérdida de hábitat y la afectación a su biodiversidad“.

A través de un comunicado, el CDE sostiene que la acción de las faenas mineras se ha traducido en un menoscabo y/o deterioro grave y significativo de la estratigrafía, de la escorrentía superficial del salar y del patrón de inundación normal del mismo, con la consecuente afectación de su régimen hídrico normal“.

En ese sentido, destacan que los elementos “ambientales son propios del país, únicos, escasos y representativos del Salar de Surire, el cual fue inscrito como Sitio Ramsar, el 2 de diciembre de 1996, y parte de la Reserva de la Biósfera Lauca desde 1981”.

Graves daños

Los graves daños ecosistémicos ocasionados se incluyen la pérdida del hábitat necesario para la subsistencia de tres especies de flamencos de las seis que existen en el mundo, como son el flamenco chileno, el flamenco de James y el flamenco andino.

La abogada jefe de la Unidad de Medio Ambiente, Natalia Alfieri, “la interposición de la demanda refleja el deber constitucional y legal del Estado de Chile en defensa del patrimonio ambiental de la Nación, que constituye un deber irrenunciable de la institucionalidad ambiental en general y del Consejo de Defensa del Estado, en particular, en representación del mismo”.

La demanda sostiene que la empresa Quiborax S.A. no se ha hecho cargo de mitigar, reparar y/o compensar los impactos ambientales significativos que provoca su faena minera. Lo causó  la destrucción de los sedimentos que constituyen el suelo del salar y alterando la topografía superficial, con lo que se afecta la escorrentía superficial propia de éste, variable de la mayor importancia ecosistémica.

Notas relacionadas

Deja tu comentario