Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Negocios

10 de Julio de 2024

Minera acusada de grave daño ambiental en el Salar de Surire apunta a Conaf: “Nos preocupa que esté impulsado por motivaciones políticas”

Salar de Surire

Quirobax se especializa en la producción de ácido bórico y tiene operaciones en las regiones de Arica y Parinacota y Antofagasta. Una de ellas, en el Salar de Surire la que ahora se encuentra bajo investigación tras la querella presentada por el Consejo de Defensa del Estado. El organismo acusa a la minera de grave daño ambiental provocado al salar.

Por

La semana pasada el Consejo de Defensa del Estado (CDE) demandó a la minera chilena Quiborax S.A. Esto como respuesta al presunto daño “continuo, acumulativo, permanente e irreparable” en el Salar de Surire, en la Región de Arica y Parinacota. La demanda se presentó en el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta

La querella sostiene que las actividades mineras desarrolladas ininterrumpidamente desde 1997, especialmente bajo el método de tajo abierto, son responsables materiales “de la destrucción y alteración de componentes esenciales del salar“. Esta pérdida, según lo expuesto en el escrito, se ve en “servicios ecosistémicos, la pérdida de hábitat y la afectación a su biodiversidad“.

Tras la presentación de la querella, el gerente legal de Quiborax, Daniel Ocqueteau, salió al paso de las acusaciones que se presentaron en contra de la operación. En conversación con el DF, el ejecutivo sostuvo que es “inverosímil” sostener que durante 37 años han sido responsables de tal daño. Esto, a “vista y paciencia de todos los servicios públicos que nos fiscalizan en forma permanente, como Sernageomin, CONAF, SAG, DT, DGA, entre muchos otros”.

Dardos a Conaf

En la entrevista en el citado medio, el ejecutivo de Quiborax apunta directamente a Conaf y asegura que le “preocupa” que esta acción judicial “esté impulsado por motivaciones políticas, pues Conaf -principal impulsor de la acción del CDE- ha estado muy cuestionado en el último tiempo, en especial sus más altas autoridades”.

Sobre la relación con Conaf, Ocqueteau se remonta a un fallo del 2008 donde la minera resultó favorecida con costas. Tras el juicio, relata el ejecutivo, el CDE realizó una visita ” inspectiva multisectorial” al Salar de Surire. “No solo constató in situ que se cumplían a cabalidad los decretos supremos y demás autorizaciones sectoriales que regulan la actividad de la empresa en sus faenas, sino que no existía detrimento ambiental alguno”.

En tanto, el representante de la mina calificó de “paradojico” que el CDE afirme que en el Salar de Surire no sería posible ejecutar actividades productivas y menos mineras. Esto ya que “hace un par de meses, en el marco de la Estrategia Nacional del Litio, el Estado sólo excluyó de dicho salar un área acotada, dejando la gran mayoría del mismo como una zona susceptible de ejecutar un proyecto minero”.

Sobre la relación con las comunidades indígenas, el ejecutivo asegura que tienen “una excelente relación”. A eso, agrega que estas “han expresado su apoyo a la empresa, tanto en su operación actual como proyectos de futuro, sino que, además, han repudiado y considerado altamente ofensiva la acción judicial del CDE”.

Temas relevantes

#quiborax#Salar de Surire

Notas relacionadas

Deja tu comentario